domingo, 17 de enero de 2010

Reunión hedonista

Después de saber que a “La Embrujada” se le había concedido la estrella Michelín, y de haber esperado año y medio para poder degustar unas croquetas de diseño, unas vueltas elegantes y bebidas con y sin alcohol en este restaurante tan distinguido situado en la Plaza de la Constitución, cinco hedonistas vestidos de Zara se citaron en una nueva tertulia de tarde soleada y viento fresco del mes de enero del año 2010.

Se escribió otro capítulo inolvidable en el libro de las reuniones hedonistas. Por supuesto, se habló de libros, de Amancio Ortega, de la invasión silenciosa de los chinos en todo el territorio gran canario y de las multinacionales con sus fábricas en el país de la gran muralla. Al final llegamos todos a la misma conclusión: todos somos “Made in China”.

 Claudio, que anda entre pergaminos y escribas, viajó en la máquina del tiempo  e hizo un inciso en sus estudios históricos, vestido con unas botas, unas mallas, un sombrero de pico y la espada lista para defenderse de los ataques de otros hedonistas que, en una reunión anterior, salieron en defensa de su rey: Haruki Murakami.

Raúl y Claudio nos hablaron de los cientos de okupas que dicen llamarse escritores y  que les roban espacio en sus respectivas casas. Las estanterías que adornan las paredes, no dan abasto y se impone la ley marcial por anteponerse unos a otros para ser el primero en ser escuchado.

Fueron cerca de cinco horas donde las críticas cinéfilas, las obligadas menciones a otros hedonistas y el acuerdo unánime para editar el primer libro hedonista y el viaje a Cataluña de Rafa y Gloria, fueron temas amenos, interesantes y llenos de divertidos momentos.

A media tarde, cuando el frío empezó a escarchar rincones,  la noche a enfriar el calor del sol dejado en los bancos y una chica pasaba bajo el brazo de un Stieg Larsson que ya no deseaba sentarse con nosotros, dos de los hedonistas que fueron en camisa de manga corta, por poco  se convierten en los nuevos Yetis hedonistas del mundo. 

Así que dimos por finalizada la sesión hedonista: Rafa, Raúl, Ángel, Claudio y quién les escribe, que al no tener testimonio gráfico, les deja aquí sus nombres y cuyas rúbricas firman el epílogo de la primera tertulia del presente año.

 

 

 

3 comentarios:

Satori dijo...

Como siempre me reí, aprendí y viví mucho esa tarde con los amigos estos y sus charlas...Y siempre se hace corta la reunión.
Mode, la crónica de la tarde está muy bien...Preciosa.

Raúl M.V. dijo...

Curiosamente, y como si pudiésemos adelantar al futuro por la derecha... esta noche en Redes, Punset trató el tema del marketing, la tiranía de la sobre elección a la que estamos expuestos, la "necesidad" de poseerlo todo para ser felices, la frustración que supone el creer haber hecho una mala elección.
Decía el entrevistado, Barry Swhatrz, que cada vez la gente pasa menos tiempo haciendo lo que realmente importa... estar con los amigos y la familia y compartir. Ayer parte dela familia hedonista que da vida a este blog lo hicimos y echamos de menos al resto.

El psicólogo Barry Schwartz apunta hacia un principio central de las sociedades occidentales: la libertad de eleccion. Según la estimación de Schwartz, elegir no nos ha hecho más libres sino más paralizados, no más felices sino más insatisfechos.

Claudio Ramírez dijo...

Me lo he pasado en grande como siempre. Lo único que me entristeció fue la noticia del cierre del bazar de Angel, me quedé planchao.