domingo, 11 de julio de 2010

Poesía

Absoluto

Soledad sin absoluto silencio
desgrana mi alegría
en las horas que paso atormentado
por los recuerdos...
Palabras y gestos
que como un hierro al rojo vivo
marcan en mí un presagio, una fatalidad que no quiere dejarme.
Mis lágrimas brotan con mayor facilidad
en esta etapa final de mi vida
es estos momentos sórdidos, desgastados y turbios.
Me nutren para ser peor persona
y me obligan vivir pendiente del hilo de la cordura,
de la estupidez.
Y quiero ser el vagabundo de ideas
la roca erosionada del acantilado que baña mi mar
un enjambre de melancólicas fantasías
un apacible y frío viento invernal.
Y finjo que la noche cuando viene, no me atemoriza
y disimulo el resentimiento pintando cuadros
en un cielo sin dueño,
en un pergamino frágil que nunca verá la luz,
y caigo como una pesada piedra
en el agujero oscuro y profundo
que nació hace tiempo en mi alma,
en un hueco de mis desbocados pensamientos
llorando la pérdida de mi verdadera esencia de vivir
acallando las voces
que saben quién soy yo realmente.

Satori -Julio 2010

2 comentarios:

hellawaits dijo...

Que bueno rafa, triste, pero bueno....me gusta muxo...

Claudio Ramírez dijo...

ésta llega hasta el fondo.