domingo, 11 de septiembre de 2011

Muerte temporal

Está claro que la realidad supera la ficción, pero si quieres que te pongan atención, debes saber contarlo.Como no es lo mismo vivirlo,  habrá que usar un método más sofisticado en el que los lectores sientan verdadera curiosidad. Por eso he puesto éste título.
Yo estuve muerta muchos años. Empecé a morir en el año 2004 y dí el zapatazo en el 2010. Los años anteriores fueron pura enfermedad.
Aparte del deterioro físico, perdí cualidades intelectuales: No me podía concentrar, no entendía lo que leía. Me era muy doloroso escuchar música, mi estado anímico era de una irritabilidad insoportable.....los más cercanos a mi me dejaron por imposible.Yo no era consciente de nada de lo que me pasaba....sólo sabía que me moría.Ya no me reconocía mirando en el espejo, enfrente había una mujer con el rostro crispado.




 En mi tortura diaria, tenía que levantarme de la cama para ir a trabajar y ponerme la careta de " no me pasa nada ". Era tanto el agotamiento psíquico que sufría en ésas siete horas, que cuando llegaba a casa , comía y me echaba al sofá  inmediatamente.Encendía la tele y a dormir muchas horas para luego ir a la cama y dormir más .....Y así pasaron años. De ése tiempo no recuerdo nada. Sólo había una idea que me perseguía : Huir.

 Me escabullía en la blanda almohada, cerraba mis ojos y mi cabeza seguía en eterna ebullición. Entonces me ponía el auricular de la radio en un oído y de ésa manera dejé de escucharme.
Tenía mucho miedo a la vida, la muerte fue mi compañera durante unos años. Ella me protegía del mundo exterior, era una escapatoria que se pagaba muy cara. Se pierden los sentidos, la memoria, el lenguaje se limita ....huyes del mundo real. 







En varias ocasiones crucé el desierto a pleno día y  con siroco. Ese viento cargado de arena cuyo sonido ensordecedor, aunque grites y  pidas ayuda, nadie te puede oír.
La arena revolotea alrededor mía, yo esperaba que detrás de aquella franja naranja iba a encontrarme a alguien.
Pero detrás de las dunas sólo hay más desierto.




Cada vez buscaba huidas más grandes, aquellas en las que más silencio emocional había..........

7 comentarios:

Mensy dijo...

Entiendo lo que narras al 100%.............Estar muerta en vida y vivir para verlo………………..Siempre hay salidas y hay que vivir para buscarlas y vivir para contarlas…………….Pero la Realidad es la que manda. Anoche una amiga y yo evitamos un suicidio. Me pregunto si realmente la ayudamos o no?, porque esa persona que después hablaba con nosotras ya estaba muerta……….Y ella no tenía fuerzas para ayudarse, vivia anclada en el pasado…………………..

Satori dijo...

Araceli.
Leer esto para mí ha sido: Doloroso, bello, enriquecedor, didáctico... algunos años me pasó parecído a lo que a tí. Y desde luego dentro de este relato, hay reflexiones y frases bellísimas y llenas de sabiduría.
Gracias por compartir estas cosas que me hacen entender mejor al ser humano que somos cada un@ de nosotr@s.

Juan G. Marrero dijo...

Si...Todos morimos continuamente...Lo importante es reencarnarse...Yo llevo tres días muertos... Si han leído la dama prohibida entenderán de qué he muerto...
Pero estoy a ver en que me reencarno ahora...

Araceli dijo...

Ha sido muy gratificante saber que entendeis lo que es morir en vida. Saludos.

Viky dijo...

mediocre existencia ,gris en medio del ajetreo cotidiano, sin sentido,sin rumbo,sin inspiración...

hellawaits dijo...

Todos pasamos por un periodo asi en algún momento, en el que no quieres hacer nada ni ir a ningun sitio, solo quedarte quieto y tratar de dejar de existir...ains...y que bueno es salir fortalecido de ello...

karnak dijo...

A veces nos dejamos morir para renacer. Como el ave fenix.