martes, 11 de mayo de 2010

que necesidad hay de esto.....

Hace meses fui testigo de algo que me convirtió la sangre en arena. Acompañaba a una pareja, amigos míos, Enrique VIII y Catalina de Aragón, estos no son sus verdaderos nombres ya que los suyos ni el mío transcienden en esta historia. Nos trasladábamos en el coche propiedad de Enrique VIII hacía la casa de campo de un amigo común, Den xiao ping (ni que decir tiene que tampoco es su verdadero nombre..) el camino era tranquilo y el día soleado y veraniego a pesar de estar en pleno otoño. Todo iba tranquilo, disfrutábamos del paisaje como cualquier otro dominguero, nuestra velocidad de crucero era de 38 Km. /h, la conversación era amena y divertida y el día prometía ser agradable. Fue a los pocos kilómetros de recorrido y cuando pasábamos por una zona caracterizada por sus acentuadas pendientes, cuando al llegar a lo alto de la primera de ellas, vimos los que nos marcaría para el resto de nuestras vidas. Lo que empezó siendo un punto lejano en el horizonte, se convirtió poco a poco (poco a poco por que íbamos a 38 km. H.) en la figura de un ser humano montado en una bicicleta….se que no tiene nada de particular ver a alguien montando en bicicleta, pero si es extraordinario verlo escalar sentado las prominentes pendientes que anteriormente he mencionado, las cuales ya cansan incluso viajando en coche. Nuestros corazones se pararon justo al llegar a la altura de este Héroe pedalero, que coincidió con nuestra llegada al unísono a la cima, y miramos su rostro…..era la pura escenificación del sufrimiento y el dolor, estoy seguro que si al supuesto Jesús de Nazareth le hubiesen sacado una foto de su cara el día de la supuesta paliza que le dieron, habría tenido la misma cara de horror y dolor que este “Espartano” sobre ruedas…..desde entonces periódicamente mis sueños son alterados por el recuerdo de esta cara terrible y la sensación de que una vida se pierde sin necesidad ninguna…..por que…..¿que necesidad hay de tanto sufrir?....que alguien me lo explique….

7 comentarios:

Claudio Ramírez dijo...

Ya lo dijo un sabio hedonista: "El deporte es el opio del pueblo".

hellawaits dijo...

tienes razón camarada, y lo peor es que es verdad, porque esta aterradora historia es verídica...
y mis testigos son conocidos por todos en este "santo" blog....preguntad por ahí....eah, preguntad....

Modesto González dijo...

Hablando de opio. Hoy terminé de leer "El fútbol a sol y sombra" de Galeano. Destacaba como este deporte es, y como dice Claudio, el opio del pueblo.
Y a Hellawaits, por no hacer deporte, ya lo estoy viendo con una prominente barriga acumuladora de grasas.

orlando dijo...

Pues si Hellawaits, creo saber quienes son Catalina y Enrique, y el de la bicicleta.... seria Napoleon, con tanto nombre historico, jajaja, pues eso .

Juan G. Marrero dijo...

En la naturaleza TODOS LOS EXCESOS en los seres vivos son perjudiciales...El deporte competición es patológico, PERO...estar tumbado a la bartola también...Comer moderadamente, ejercicios moderados, sexo..
¿SEXO....? Bueno, en esto es cuestiónde oportunidades, y hay que aprovecharlas....El resto, moderados...¡Eh...!

Raúl M.V. dijo...

¿Y subir con enorme esfuerzo una montaña de tres pares de cojones para llegar a la cima, poner los brazos en jarra, decir "qué bonito" y bajar otra vez...?

Satori dijo...

Una pregunta técnica y sin ánimo de dudar de la historia...
¿El pana ese de la bici, llevaba sillín o solo tenía el hierro del asiento?.
Lo digo por la cara de sufrimiento.

La verdad es que la peña a veces se mortifica por gusto...La de veces que me he mamao yo pelis porno sin gusto solo por machacarme el cuerpito mom mío.