miércoles, 1 de septiembre de 2010

¡¡48 horas de sincro….!!


Mi cita fue el domingo 29 de agosto a las 11,30 en el Centro de Salud…cuando ya me había decidido por la casa, los padres nombraron que tenían una hija estudiando en Lanzarote (ellos residen en Fuerteventura). Entonces, un poco perplejo pregunté:
¿Ella no quiere la casa…? No…
¿Tiene algún problema su hija…? No…

Creo que volví a insistir por tercera vez. Porque no entendía como una chica de 22 años no quería vivir en aquella casa. O una de dos, o la casa tenía un secreto bien guardado o era la chica la que tenía el problema…Bueno en realidad hay más opciones (por ejemplo que seanlos padres….). El dueño tomó mis datos y quedó en llamarme en unos 15 días…
Salí muy, muy contento de allí, se lo conté a mi hijo, a su madre…y cometí el error de publicarlo en el blogs…A las 20,30 cuando me estaba tomando una cerveza en casa de unos amigos sonó mi móvil. Era el dueño de la famosa casa…

¿Me podría dejar los teléfonos de los pisos que has estado mirando para mi hija..es que…?

Le respondí que no los tenía que me llamara dentro de media hora…Me fui para la casa de mi hijo y me telefoneó para decirme:

“¡¡Lo siento, pero mi hija ahora quiere la casa….!!...¡Siga usted buscando
, le hemos comentado a nuestra hija que intente encontrar algo
a su gusto, pero ella dice que si no lo encuentra se queda con la casa…!!

¡¡Me quedé PASAMADO…!!

Llamé a la amiga que me había puesto en contacto con esta gente…Y me comentó que la chica tenía problemillas…Pero que ella
pensaba que los padres iban a decidir bien y me dejarían la casa…Ella se iba a reunir con su la chica y su madre (esta al final no se marchó para Fuerteventura al ver la repuesta de su hija que reaccionó MUY MAL, cuando sus padres le comentaron lo del alquiler de la casa…

El martes a las 10 de la mañana hablé de nuevo con mi amiga que seguía siendo muy optimista, pero a las 11,00 me llamó el padre de la famosa chica, y me dijo:

¡Le voy a dar una mala noticia…! No le voy a alquilar la casa, mi hija se queda con ella…¡los hijos…! No lo dejé hablar…Y muy educadamente me despedí para no escuchar escusas…Tenía miedo de que mi adrenalina traspasara las fibras telefónicas…

¡48 horas después el tío había cambiado de opinión…!

¡Sincro…leches…!

Llamé a un amigo para irnos a tomar unas cervezas para bajarme el mosqueo. Pero no pudo ser.
Aconsejado por la tía de mi hijo me di una vuelta con el coche por el pueblo apuntando algún teléfono al que luego nadie contestaría.
Me dirigí a casa de otro amigo que vive en Tahiche, y después de escucharme me animó y salió conmigo a buscar piso por los alrededores. Yo todavía con muy mala gana me dejé arrastrar por él . Conseguimos varios números de teléfon
os. Paramos en varios bares, supermercados y hablamos con algunos vecinos. Cerca del centro de salud conseguimos un teléfono, a este llamé y quedé para verlo a las 14,30.
Nos acercamos a la Escuela de turismo y hacía unos minutos que habían colgado un anuncio, para este quedé a las 16,00 horas.
El primero no me gustó. A la segunda cita pensé que había llegado temprano, y como en frente vive un amigo me fui a visitarlo. Estuve hablando con su mujer, ya que el dormía la siesta y le conté la situación. Me comentó que la dueña vivía al lado y hacía un rato que la vió llegar. Entonces me dirigí a la casa colindante y abrió la puerta una conocída, la hermana de un BUEN AMIGO y dijo:

¡Ah, eras tú..no reconocí tu voz por teléfono…!

Me enseñó la casa. Abajo un garaje grande, donde están los coches de la familia. Me dijo que podía aparcar siempre la moto allí y el coche cuando no estuvieran los de sus hijas. La casa muy nueva, tres habitaciones, dos baños, cocina…

¡Muy buena…! Pero claro, el precio no era la ganga de la otra. Me encantó, por aquí todo está alrededor de 400, 450 y 500 euros. Todo lo que
me había gustado hasta hora costaba 500 euros. Esta vivienda lo mismo, pero con a
gua y luz incluido, con la posibilidad del garaje y en Tachiche.

Le dije que me concediera 24 horas…

El miércoles 1 de septiembre a las 15,00 recogí las llaves…Estoy esperando a que se vaya un poco el sol para comenzar a mudarme…No hay que jugar demasiado con el destino....

3 comentarios:

Modesto González dijo...

Menuda historia, Juan. Qué indecisión por parte de la dichosa niña inmadura jeejje.
Bueno, pues parece que tienes casa. Ánimo, que la mudanza es rápida, y las ilusiones por empezar de nuevo en un lugar nuevo, seguro, demasiadas.
Suerte. Lo bueno es que estás en Tahiche, con tu hijo.

Raúl M.V. dijo...

Buscar casa, uf! que me lo digan a mí. Nada nos gusta porque no es el ideal de "mi casa", pero bueno, con nuestras cositas,nuestras fotitos, nuestros cuadritos, nuestros libritos... nuestras frikadas, poco a poco es un hogar.

Pues eso, Juan, que en cuanto te instales y tengas teléfono e intehné... a seguir con nuestras historias.

Claudio Ramírez dijo...

Esto de buscar casa es un coñazo. Yo te recomiendo que tires de cartera y de esta forma encontrarás viviendas bastante dignas a precios asequibles. Fíjate la que he pillado yo para pasarme unos días aprendiendo buceo: http://www.privateislandsonline.com/emerald-cay-turks-and-caicos.htm