jueves, 14 de octubre de 2010

POSTRE



Ya les he hablado del principio de curso de este año...Los padres están comenzando a darse cuenta de su metedura de pata y los políticos siguen metiendo la mano donde no debe y el dinero sigue volando para los paraísos fiscales. Pero en el día a día yo intento sobrevivir y TRABAJAR, intentando que los alumnos PIENSEN para que nadie les ROBE SU PAN...
Este curso, por ahora, tenemos el toro agarrado por los cuernos en el 1º Curso del Ciclo Medio. El miércoles 13 hicieron su primer examen (primera parte de la UD 1, si, hay que examinarlos de siete u ocho folios porque no DAN PARA MÁS...). Veinte preguntas tipos test. De las cuales 1/3 fueron copiadas de las actividades del final del tema. Pues así y todo....

¡Que fracaso...!

Ya un compañero me había avisado. Hizo examen antes que yo...Pero. Yo soy OPTIMISTA...
Pero de toda esta quema se salvan unos cuantos alumnos. Una chica que ya ha realizado un Ciclo Medio Superior (le quedan dos asignaturas de Bachiller y aprovecha e tiempo) solo falló una.

Unos días antes había solicitado que me copiaran la dieta de una semana...La mayoría lo hicieron en dos folios más o menos. Ella hizo UNA PRESENTACIÓN PRECIOSA...Realizó cada día como las hojas de un almanaque y todas bordadas...

¡UNA OBRA MAESTRA....!

Además, al día siguiente me trajo hoy un postre hecho por ella, envuelto como los dulces que te encuentras en cualquier dulcería de calidad.

¡¡UN GRAN DETALLE...!!

Varias de mis compañeras probaron...
Esta chica destaca mucho en clase por su simpatía, alto nivel académico, MUY RESPETUOSA....
Una historia de estas de vez en cuando me ayuda a SEGUIR POR MI SENDA...

Estos días también nos estamos riendo mucho en la sala de profesores, quizás para huir un poco de la realidad actual de la educación. Entre queja y queja aparece una anécdota, un chiste que nos hace seguir batallando y con entusiasmo nuestra labor.


Una amiga que estuvo este sábado y domingo en mi casa me dijo que contara en un relato nuestra aventura, pero yo solo recuerdo el ruido del ventilador, el abrir de las cervezas, la caída de la colcha, sudor, gemidos...
Y claro, no sé si puede herir la sensibilidad de mis amigos/as que se pasean por la vida plácidamente...Jejejeje....

1 comentario:

Claudio Ramírez dijo...

Y el relato del fin de semana? aquí se espera con ganas.