viernes, 5 de noviembre de 2010

Cara y cruz de las emociones


Estos días sigo con mi curso de Inteligencia Emocional "on line" por la Universidad de La Laguna. Después de escuchar a Eduard Punset decir en uno de sus programas que esta materia tendrá que llegar a las programaciones de los centros escolares españoles, como ya ha sucedido en el Reino Unido y USA.
Yo había leído "Inteligencia emocional " de Daniel Goleman hace muchos años. Luego me compré "Inteligencia social" del mismo autor. Los dos muy interesantes y necesarios para conocernos a nosotros mismo y a todo lo que está sucediendo alrededor.

Como todos los años, tengo enfrentamiento con mis alumnos. Yo intento enseñar, y ellos intentan escapar. Siempre tengo alguno que comprende mi enseñanza y los demás poco a poco van aceptando las normas:

¡SÓLO LA EDUCACIÓN TE HACE LIBRE!

Cruz:
El miércoles 3 de noviembre fue uno de esos días en que nos volvimos a encontrar, por un lado los once alumnos (selección del curso horrible del año pasado,) por el otro lado, yo. Días antes en mi lugar se encontraba otra compañera que también recibía acusaciones de hacerles trabajar demasiado. De repente:
-¿Podemos hablar contigo…?
-Si
Varias alumnas comenzaron a sacar toda su sombra arrinconada y me lanzaron dardos.
Al principio parecían que estaban todos contra mí. Pero mi defensa hizo que el grupo de 11 se fuera reduciendo. Y al final solo hablaban tres.
-¡Porque tú nos falta el respeto, dices que no llegamos…!
-¿Cuánto sacaste en el examen?
-4
-¿Y en la recuperación? (el mismo examen tipo test)
-4,5
-Luego, ¡No llegas…!
No les gusta que les envíe e-mail con mensajes. El último fue el de “Las 10 manipulaciones de Noam Chomsky “.

-¡Déjanos en paz…! ¡Somos así…!

Les respondí:
-Ustedes vienen faltando el RESPETO desde al curso pasado con su mala actitud…
A ustedes hay que arrinconarlos contra la pared para que reacciones.
-¡Sois MUY AGRESIVO Y MUY SUSCEPTIBLES…!
La discusión fue dura. No bajó en tono hasta el final de la clase y les dije que no iba a cambiar mi actitud hacia ellos…
El artículo “¿Karma?” lo había escrito varios días antes…

Cara:
El jueves 4, les conté a varias compañeras que les imparte clase lo ocurrido el día anterior. Una de ellas, me dijo:
-¡Están muy tranquilos….!
Cuando tuve clase con ellos a 5º hora los puse a realizar prácticas la primera hora…
¡Como una balsa…!
¡La tormenta del día anterior había pasado…!
¿Hasta cuándo…?

6 comentarios:

Modesto González dijo...

El libro de Goleman es, sin dudas, uno de los mejores que he leído, a parte también el de Encuentros con la sombra. Ahí explica perfectamente esa clase de comportamientos. Son niños incomprendidos, anclados ante un videojuego o en los chats, que nadie los escucha y claro, esa falta de cariño los lleva a ser agresivos, a verte como un profesor que les va a impartir, según ellos, aburrimiento. Juan, nosotros estudiamos con ese sistema, no nos fue mal, pero creo que hay que cambiar ciertas cosas en el sistema educativo. tú haz como dice Krishnamurti: sé un observador, y mira la cosa observada, míralos como algo nuevo cada día.
jejejejej Hay que tener una mente muy fuerte para aguantar a esos elementos.
Aunque tocando un poco más de fondo en esas mente calenturientas, detrás debe haber un niño marginado psicológicamente. Fíjate, lo tienen todo y no tienen nada.

orlando dijo...

¿Que tal? voy a poner un comentario que nada tiene que ver con ninguno de los aqui publicados, lo hago porque de censura y de todo lo correcto estoy HArto,es sobre el papa y es este :Vete y no vuelvas, jefe de vividores y pederastas, he escrito en ciertos periodicos y no me ha publicado nada, gracias eh? pues eso .

Modesto González dijo...

En este blog y en el otro hemos hablado muchas veces sobre la iglesia. Ha pasado el tiempo y del tema no hemos vuelto a hablar. Aquí eres libre, Orlando, a poner lo que quieras, incluso si quieres hacer un artículo sobre la visita de ese hombre vestido de blanco y de alma oscura, puedes hacerlo. Yo lanzo un suspiro de muchos significados cuando veo a este tipo en la televisión, y cuando lo veo con esos zapatos rojos, siempre espero que sea el comienzo del fuego que lo consuma en "su infierno". Saludos.

orlando dijo...

Pues que, gracias eh? pues eso .

Claudio Ramírez dijo...

Sr. Juan.
Es usted un abusador, pobres niños.
En cuanto tenga tiempo te escaneo las páginas que te prometí, que ando liado con un examen para este viernes

Sr. Orlando.
Es usted un hereje y pecador irredento. Rece cuatro padrenuestros y tres avesmarias por el perdon de sus pecados.
Yo tambien le invito a que utilice este espacio de libre expresión para que nos transmita su mensaje pecaminoso, no hará que cambiemos nuestra opinión del santo Benedicto, pero podrá soltar la bilis acumulada. Que eso siempre viene bien.

orlando dijo...

Ja jaja Claudio , gracias a usted tambien .