jueves, 3 de febrero de 2011

Locke. Los derechos naturales y la concepción del gobierno.

 Como llevo tiempo sin poner entradas, para variar, incluyo los apuntes que he hecho de ideas políticas (que me tienen hasta el gorro) sobre Locke. Uno de los pensadores del liberalismo. Los más frikis se habrán dado cuenta, que el hemiplégico John Locke de la serie perdidos viene inspirado por este personaje.





El concepto de “estado de naturaleza” muestra los derechos y las obligaciones que los hombres tienen, con antelación a su reconocimiento por los ordenamientos legales positivos. Es un estadio de convivencia pacífica contrario a la visión de Hobbes. Existen unos derechos naturales de todos los individuos: básicamente a la vida, la libertad y la propiedad, que fundamentan los mandatos de no robar, no violar y no matar. La ley natural es la expresión de la razón. En este estado todos los hombres son libres, iguales e independientes y ninguno está sujeto a la voluntad de otros. El estado pre-social degenera en guerra siempre que se atente contra los derechos naturales de otros, los hombres se mueven por egoísmo, pero son racionalmente capaces de establecer por sí mismos los fundamentos de la convivencia en una sociedad civil, de ahí que decidan abandonar el estado de naturaleza y entrar en comunidad mediante el pacto.




La propiedad constituye una de las claves del pensamiento de Locke, ya que la salvaguarda de la misma es la que principalmente impulsa a los hombres a unirse en comunidades. La tierra y las criaturas inferiores pertenecen a todos y cada hombre puede adquirir una parte estrictamente suya. El trabajo es la vía de acceso a la propiedad, pues mediante éste se logra una fusión entre la persona y el objeto que trabaja. La acumulación de propiedades no tiene más límite que el grado de industria de cada persona. Cada hombre podrá poseer legítimamente todo lo que su trabajo le permita abarcar: la frontera de lo apropiable viene determinada por lo utilizable. Con la introducción del dinero se experimenta un cambio importante en la cuestión de adquisición de bienes, pues se trata de un medio de cambio imperecedero. El dinero permite la acumulación de bienes por encima de las necesidades de subsistencia, originándose así desigualdades en la propiedad y conflictos en torno a ella.

 

Supone la existencia de dos contratos. Contrato de sociedad que funda la sociedad civil: creación de una comunidad, sociedad, que supera el estado de naturaleza. Contrato de gobierno que legitima el Estado: relación entre gobernantes y gobernados para cumplir los fines de la comunidad en beneficio de los individuos. La sociedad civil recibe estos derechos y los entrega al gobierno, esto significa que el hombre entrega exclusivamente el poder necesario para los fines de la sociedad y retiene una parcela a la que el Estado es ajeno. La concepción Lockiana de consenso es totalmente opuesta a la idea de obediencia a los monarcas de derecho divino. Los súbditos no están obligados contractualmente con el gobierno, el poder político se entrega sobre la base de la confianza, y si fallan en la confianza depositada en ellos, podrán ser destituidos.

Locke incluye una división de poderes por la que el legislativo y el ejecutivo están en diferentes manos. Poder legislativo: supremacía del parlamento y posibilidad de deponer a los reyes. Poder ejecutivo que incluye el poder judicial. Poder federativo que se encarga de las relaciones internacionales. El poder político debe estar en manos de la mayoría. Los gobernantes han de contar con el apoyo de la mayoría de los ciudadanos a través de la elección de una asamblea legislativa. Para ser sujeto de derechos civiles se requiere tener consciencia de los mismos, voluntad de poseerlos y ejercerlos, los hombres que viven en el nivel de subsistencia no pueden ejercer como electores.

2 comentarios:

Raúl M.V. dijo...

Y más friki todavía, es que el nombre de aquel Ulises de "Perdidos", que quiere llegar algún día a estar junto a su Penélope (Penny Widmore) tras una larga travesía, se llama Desmond David Hume, como el otro filósofo y economista escocés.
Recuerdo haber estudiado su pensamiento en filosofía de COU, junto a Berkeley, el mismo Hume, más tarde Marx y Engles...Claudio, estaría bien que colgaras más cosas como estas cada vez que puedas, porque algunas parecerán escritas ayer.
Suerte con los exámenes.

Claudio Ramírez dijo...

Tengo más apuntes, si quiero los voy subiendo poco a poco. Pero de Hume no tengo nada.