lunes, 28 de febrero de 2011

Y EL CEREBRO CREÓ AL HOMBRE

El domingo 27 de febrero terminé de leer este libro de Antonio Damasio. Sus páginas son densas, llenas de mucho conocimiento, hipótesis, pero van abriendo el camino para poder uno caminar por esta selva de la estructura cerebral. Hay que tener paciencia para adentrarse en sus páginas, a mí me ha gustado mucho. Es una manera más de conocernos un poco mejor.

<<…Por increíble que pueda parecer, la regulación de la vida consciente ya del “sí mismo” coexiste siempre con la maquinaria de la regulación automática (HOMEOESTASIS) de la vida que cualquier criatura ha heredado de su pasado evolutivo…pag.101>>

<<…Dicho de un modo algo diferente, la vida y las condiciones que la integran-el imperativo irrefrenable de sobrevivir y la complicada empresa de gestionar la supervivencia en un organismo, tanto si tiene UNA sola célula como si está formado por MILES DE BILLONES de ellas-son las causas primordiales no sólo de la aparición del cerebro y su evolución-los dispositivos de gestión más complejos que la evolución ha ensamblado-,sino también de todo cuanto se siguió del desarrollo de cerebros cada vez más sofisticados, en el interior de cuerpos cada vez más elaborados, que vivían en entornos cada vez más complejos….pag. 104>>

<<…Las preferencias espontáneas que uno manifiesta en los primeros compases de la vida en cuanto a los alimentos y la bebida, las personas con que se empareja y los hábitats en parte son dirigidos desde el INCONCIENTE GENÓMICO, aunque la experiencia individual puede modularlas y modificarlas a lo largo del desarrollo. La existencia de estos fundamentos inconscientes del comportamiento hace mucho que fue reconocida por la psicología, que los ha estudiado bajo las rúbricas de “instinto”, “comportamientos automatizados”, “impulsos” y “motivaciones”. En los últimos tiempos, lo que ha cambiado es que hemos llegado a comprender que, en su emplazamiento inicial, este tipo de disposiciones en el cerebro humano se hallan sujetas a una influencia GENÉTICA considerable y que, por mucho que tratemos como individuos conscientes de darles forma y remodelarlas, su campo de acción temático es muy amplio y su OMNIPRESENCIA ASOMBROSA. Esto está especialmente marcado en algunas de las disposiciones sobre las que se han fundado las ESTRUCTURAS CULTURALES…pag.417>>

<<…De una u otra manera, los avances culturales expresan la misma meta que la forma de homeostasis automatizada a la que he aludido a lo largo de este libro. Los avances culturales responden a una detección del desequilibrio en el proceso de la vida y tratan de corregirlo dentro de las limitaciones que impone la biología humana y las restricciones que dicta el entorno social y físico. La elaboración de reglas y leyes morales, así como el desarrollo de sistemas de justicia, son respuestas a la detección de desequilibrios causados por comportamientos sociales que hacían peligrar la vida del grupo y la de los individuos…pag.437>>

En la contraportada dicen:

<<...Antonio Damasio lanza una hipótesis, fundamentada en investigaciones del propio autor, sobre cómo el cerebro pasó de ser una máquina que responde a estímulos a un generador de la mente, y cómo ésta originó nuestra subjetividad....>>

<<...Con un lenguaje claro, emotivo y a menudo incluso poético, Damasio aborda una cuestión compleja y fundamental: cuál fue el instante preciso en que nuestro cerebro cobró consciencia de SÍ MISMO y surgió lo bueno y lo malo de la condición humana. >>

1 comentario:

Claudio Ramírez dijo...

Yo disiento, creo que fue el hombre quien creó el cerebro conforme a sus necesidades progresivas para sobrevivir al medio ambiente. El cerebro es producto de un proceso evolutivo en el que la conceptualización de la realidad se va haciendo cada vez más importante para comprender el medio que rodea a los primeros homínidos. La capacidad de adatapción fue la que permitió a los homínidos con mejor cerebro sobrevivir a un ambiente hostil.