domingo, 24 de abril de 2011

Libros y mujeres



Escalofriante pero hermosa historia sobre los libros en la vida de las personas. Artículo de hoy domingo 24 de abril en El País.


Libros en el 'gulag'
Lo excepcional que esas mujeres encontraron en el gulag fue la amistad: una amistad invulnerable, abnegada, firme.
Gaira Artiómovna Vesiólaia me enseñó pequeñas libretas hechas a mano: la poesía que se escribía en el gulag. "Puesto que los libros estaban prohibidos, por las noches recitábamos de memoria esos poemas que habían compuesto algunas de nosotras; preferíamos dormir menos y humanizarnos, elevarnos con la poesía," me explicó Gaira.
En la barraca de la enfermería por milagro encontró un libro: Guerra y paz. Era el primer libro que tocaba en muchos años. Mientras se recuperaba de la operación lo leyó a escondidas, y tan pronto lo acababa, volvía a empezarlo con avidez. Así, a falta de otros libros, leyó la novela de Tolstói cuatro veces. Al salir del gulag, la habitación que alquilaba, se llenó de libros hasta el techo: "Me pasaba los días y las noches leyendo.
"En el campo, este libro de procedencia desconocida, pasó por centenares, tal vez miles de manos. Los libros tienen sus vidas, sus historias y destinos, igual que los hombres." Elena me mostró también un archivo de cartas que le habían mandado a escondidas, de una barraca a otra, algunos presos: filósofos y escritores. Con sumo cuidado toqué esos pedacitos de papel, llenos de una letra minúscula medio borrada, y constaté que hablan de Kierkegaard, Goethe, Beethoven, Gogol. Al salir del campo, a los 37 años Elena se puso a estudiar en la universidad para luego convertirse en una destacada especialista mundial en cibernética...
Monika Zgustova es escritora.






6 comentarios:

hellawaits dijo...

impresionante historia de como la lectura y la escritura pueden salvar a una persona de la total deshumanización y locura.
y que a muchos les entre repelús solo con ver un libro...muy bueno el artículo Magister...

Raúl M.V. dijo...

Esta historia me recuerda a un libro que leí hace algunos años y que precisamente acabo de regalar esta tarde: "Balzac y la joven costurera china". Que aprovecho para recomendarles.
"Dos adolescentes chinos son enviados a una aldea perdida en las montañas del Fénix del Cielo, cerca de la frontera con el Tíbet, para cumplir con el proceso de «reeducación» implantado por Mao Zedong a finales de los años sesenta. Soportando unas condiciones de vida infrahumanas, con unas perspectivas casi nulas de regresar algún día a su ciudad natal, todo cambia con la aparición de una maleta clandestina llena de obras emblemáticas de la literatura occidental".

Modesto González dijo...

Y quién no sueña con un libro, pues ansiamos ser partícipes de una buena historia. En este caso, ante tanta oscuridad y sinrazón, hay un pequeño brillo de esperanza en esas aberraciones llamadas gulags.
Por otro lado, me dejo llevar por la recomendación de Raúl, y encontré el libro de Balzac y la joven... en ebook. Si alguien lo desea, le envío el enlace.

hellawaits dijo...

Yo lo quiero mode, enviame el enlace. Gracias.

Modesto González dijo...

Enviado está a su mail, D. Angelito. A ver si luego cruzamos opiniones sobre la recomendacion rauliana jeje

Claudio Ramírez dijo...

Mode, yo tambien quiero ese enlace plis.
En navidades leí un libro muy interesante sobre el Gulag. Gulag de Anne Applebaunn. Es un ensayo histórico sobre el desarrollo del Gulag en la URSS. En este país habría que enviar a más de uno a un Gulag de estos, seguro que salen convertidos en buenos ciudadanos.