miércoles, 28 de septiembre de 2011

La cigarra y la hormiga. Claudio Ramírez.



Trabajaba la hormiga sin descanso, día y noche, almacenando semillas en su granero. Aprovechaba los últimos días del verano en su recolección con el fin de pasar el invierno en su casa, calentita y bien alimentada. Su vecina la cigarra, mientras tanto, se pasaba el día holgazaneando, cantando y bebiendo, riendo y durmiendo.
 -Harías bien en trabajar un poco y divertirte menos y así asegurarte el alimento para el invierno.
 -No te preocupes por mí, hormiga. Yo lo tengo todo pensado. Así que trabaja que yo te canto para hacer más llevadera tu labor.

  Y así rechinando los dientes continuaba la hormiga transportando semillas y pasó el verano y llegó septiembre, luego octubre. Y pasó noviembre y acabó diciembre. Pero el invierno no llegaba y se lamentaba la hormiga a la puerta de su casa, deslomada de tanto trabajar.
 -¿Pero qué pasa que no viene el invierno? -Decía mirando el horizonte en busca de nubes que nunca llegaban.
 Y mientras en su casa cómodamente instalada la cigarra afinaba su guitarra.
  -¿Pero en qué mundo vive esta tonta, que no se ha enterado del cambio climático? Y dejando de lado su guitarra metió la mano en un agujero en la pared disimulado tras el sofá, y sacó un manojo de semillas.
  -¿Para qué molestarse en acarrear la comida hasta casa si al otro lado de la pared está el granero de la hormiga?

   

6 comentarios:

karnak dijo...

Este relato y el de la lechera los hice hace tiempo para un taller de escritura. Los encontré en medio de un manojo de papeles.

Mensy dijo...

Muy bueno Claudio……………..Así va el país/es con tanta cigarra que hay..
“Ahora lo que se estila es ser cigarra y si tienes deudas no te preocupes, para algo están las hormigas”

Araceli dijo...

Claudio está claro que los tiempos cambian y las moralejas tienen que modificarse también.Muy original.

hellawaits dijo...

Esclarecedora la foto del final...el nido de las cigarras...

Juan G. Marrero dijo...

¡Envidia la que tienen ustedes las hormigas de nosotras las cigarras...!
Firmado: uno del opus o más pallá...

Satori dijo...

De estas cigarras creo que conozco yo a varias. Me suena de convivir con ellas, y de tenerlas cerca en todos los ámbitos de mi vida.