sábado, 15 de octubre de 2011

La sonrisa interior



Hace bastantes años practiqué Tai Chi Chuan en varias escuelas y con distintos monitores. No terminé la disciplina pero recuerdo mucho al último maestro. El estilo Chen es el más complejo, tiene más movimientos y te inician en la filosofía taoísta. Este monitor estaba lleno de sabiduría, nos hablaba del pensamiento tao, de los sonidos y los órganos, de los colores, de la alimentación y sobretodo de  cómo afrontar las vicisitudes de la vida.

"La meditación de la sonrisa interior es una práctica que hace incidir la gratitud y la alegría sobre los órganos internos para así resolver las tensiones físicas y mentales que pueden dar lugar a la enfermedad.
En el taoísmo, las emociones negativas (la rabia, la tristeza, la depresión, el miedo y las preocupaciones) son consideradas energías de baja calidad que provocan enfermedades crónicas y nos roban nuestra fuerza vital mediante la generación de bloqueos energéticos. El maestro Mantak Chia nos muestra que la conciencia interna producida por la sencilla, aunque poderosa, práctica de la Sonrisa Interior elimina de los órganos la energía negativa venenosa, que bloquea el flujo del chi, para así nutrir todo el cuerpo con la energía positiva de la fuerza vital.
Al igual que una sonrisa exterior genuina transmite energía positiva y tiene la capacidad de animar y curar, la sonrisa interior provoca un elevado grado de energía que promueve una curación interior intensa, una relajación profunda, felicidad y longevidad. Sonreír a los órganos y agradecerles el trabajo que realizan ayuda a volver a despertar la inteligencia del cuerpo que, una vez activada, puede disipar los desequilibrios emocionales y la falta de armonía interna antes de que  parezcan enfermedades graves."


Mi querido monitor me recordaba constantemente mis aptitudes para la disciplina. Me animaba a seguir practicando , a meditar , a hacer más ejercicio físico para mejorar el estilo.... aún así me sentía fracasada porque no evolucionaba con la práctica meditativa. No conseguía ralentizar mis pensamientos, a más empeño ponía menos resultados conseguía. Lo que en un tiempo fue una  experiencia lúdica terminó convirtiéndose en una tortura. Ir a clase me ponía enferma, muchas veces llegaba a la puerta del gimnasio, con la misma me daba la vuelta y no entraba , por lo que dejé de asistir a tai chi. Me había invadido el miedo..




 Me sentía  morir de pena  a la vez que liberada de aquella carga.Entonces fue cuando el proceso involutivo se aceleró. Cerré las puertas al mundo, hice un viaje interior y allí me quedé un tiempo. El remiendo que puse a mi vida no aguantó mucho, la salud resentida de mi cuerpo pedía a gritos un cambio. Sus palabras resonaban en mi cabeza. " No tengas miedo ". Recordaba la sala llena de objetos y dioses orientales. El olor a incienso, los libros que nos prestaba sobre una especie de barra de mampostería....y un poster de la diosa de la compasión Kuan Yin .




No fui consciente del daño que hacían los pensamientos negativos, me dejé arrastrar por ellos e hicieron mella en mi salud. Fue doble trabajo de recuperación, con muchos altibajos pero aprendí que el origen de todo estaba en mi mente: Recibí una educación dónde te inculcaban miedos e inseguridades.


A C. S. le recuerdo con mucho cariño, siempre quise retomar las clases de tai chi porque él me transmitió unas enseñanzas muy positivas.... lo que más visualizo de él son sus manos. Cuando las ponía en posición defensiva tenía en ambas muñecas, por la parte interior, unas cicatrices horizontales.




Gracias a él conocí a mi novio Pacuco de cual estoy muy orgullosa porque ha estado en todo momento ahí, a mi lado como tiene que ser.  
Ahora sé lo que es la sonrisa interior, lo he experimentado en mi persona..... disfruto cada momento de mi vida como si fuera el último. No se ha hecho un milagro, simplemente ha sido un trabajo personal de superación. Romper con las cadenas que una misma se pone o te ponen.
Hoy en día mi corazón se siente agradecida por todo lo bueno vivido desde que despertó mi consciencia.


 

9 comentarios:

Juan G. Marrero dijo...

Ayer teníamos una interesante tertulia en la cafetería del instituto. Una compañera que ha decidido después de muchos años de estar dando clases en un instituto, dejar todo atrás y comenzar un nuevo itinerario…Su hija de 26 años le dice: la nueva vida…Ella comentaba ayer que veía la vida como escalones…Metáfora que he utilizado en algunos de mis artículos…Uno tiene que estar despertando día a día porque la cotidianidad, el poder está todo el día intentando que sigamos dormido en el sueño que a ellos les interesa…pero es una tarea diaria…

Satori dijo...

Buenísimo el artículo. Y que bella tú experiencia Araceli. Me gusta mucho estos temas y me has vuelto a despertar las ganas de trabajar sobre esto.

hellawaits dijo...

Interesante el tema de la meditación si, al fin y al cabo es lo que trata uno todos los días, de tener buen humor y pensar y actuar en positivo, eso mantiene nuestro cuerpo y mente saneado y protegido contra las "malas energias" o como se quieran llamar, que nos rodean. Me alegro que haya salido todo bien. un saludo¡¡

karnak dijo...

La mente es capaz de crear espejismos muy poderosos. Muchos los llaman depresión o mala energía, pero en realidad son falsas creaciones de la mente. Hay que ser capaz de reaccionar y hacer desaparecer estos espejismos para poder disfrutar de la vida. Buen artículo Araceli.

Araceli dijo...

Nadie ha opinado sobre mi novio Pacuco....ésto me ha dolido mucho.

Satori dijo...

Este Pacuco... si es que no pasan los años por él. ¡Y lo a gusto que se le ve, oiga!.

ojos de lluvia dijo...

Cuando comenzamos con las meditaciones, relajaciones,....nos damos cuenta de lo importante que es tener una paz interior para continuar nuestras vidas, una vida interna sin rencores, envidias, desesperación,.....Al tener una vida interior rica en pensamientos y sentimientos positivos atraemos también a personas con esta misma energía y muchas veces aquellos que sienten todo lo contrario se van alejando poco a poco.
¿Pacuco?de lo mejorcito que hay

Araceli dijo...

Jajajaja , encantada de conocerte Ojos de lluvia.....

ojos de lluvia dijo...

Igualmente Araceli ;))