sábado, 7 de abril de 2012

Integrismo católico.

Integrismo.
(De íntegro).
1. m. Actitud de ciertos sectores religiosos, ideológicos o políticos, partidarios de la intangibilidad de la doctrina tradicional.  (Diccionario de la Real Academia de la Lengua).

No se vuelvan hacia los ídolos ni se hagan dioses de metal fundido. ¡Yo soy Yavé, Dios de ustedes! .Levítico, 19.4.

No se hagan ídolos, ni levanten estatuas o monumentos, ni coloquen en su tierra piedras grabadas para postrarse ante ellas, porque yo soy Yavé, el Dios de ustedes. Levítico, 26.1

Por tanto no vayan a corromperse: no se hagan un ídolo, o sea, cualquier cosa esculpida con forma de hombre o de mujer. Levítico, 4.16








Hoy viernes santo ha finalizado oficialmente la semana santa religiosa. Con el calvario, la crucifixión y la muerte de Cristo se acaba una semana marcada por los rituales sádicos y la iconografía del horror, la muerte y la desesperación. Una suerte que Cristo fuera crucificado, porque si hubiera muerto de otra forma (por ejemplo ahorcado), las procesiones hubieran sido un tanto extrañas, con el cuerpo oscilando de un lado para otro. Y a la hora de llevar crucifijos en los colgantes, que quedan mucho más bonitos, que una horca o una guillotina.



  El caso es que durante esta semana los integristas católicos, han paseado por las calles unos tronos cargados de una representación de la muerte y del sufrimiento, del horror y la desesperación. Que para ser una religión basada en el "amor al prójimo" se recrea demasiado en el lado oscuro del ser humano. El morbo tiene la curiosa y extraña propiedad de atraer la atención y la curiosidad del mirón, del que observa desde la barrera. He visto muchos morbosos parar en el arcén para recrearse la vista mientras observan a un accidentado gravemente herido o fallecido. Es la curiosidad que provoca retenciones en el carril contrario a donde se ha producido el accidente, cuando todo el mundo baja la velocidad para husmear entre el dolor ajeno. La semana santa, en el fondo, se reduce a lo mismo. A exponer el sufrimiento que padeció el Cristo, mientras un grupo de curiosos morbosos, empujan el trono o entonan cantos fúnebres (las saetas) al ritmo de redobles de tambores, vestidos de luto riguroso y orando en voz baja y con recogimiento. Pero en el fondo se comportan como los morbosos curiosos que contemplaron a Cristo arrastrar por la cruz en su calvario y su muerte en el Gehenna.


  Por otro lado, siempre me ha resultado curiosa, la afición que tienen los integristas católicos en sacar tronos a la calle. No basta con que ellos celebren sus extraños rituales. Tienen que hacerlo sufrir al resto de ciudadanos. Despliegue de tronos por medio de las vías públicas, ocupación de parques, cierres de vías al tráfico, etc. No se pueden limitar a pasear los tronos por el interior de las iglesias, el espectáculo hay que sacarlo a la calle y que todo el mundo lo contemple, sea católico o no. Si vas al Ayuntamiento a pedir un parque para celebrar un acto cultural, musical o lúdico, te piden currículum, proyecto y citas con el concejal de turno. Pero si vas a sacar un trono con un señor en calzoncillos clavado a una cruz, te ponen vallas y señales de tráfico, te mandan un guardia y al día siguiente a los barrenderos para dejar todo limpio. Y todo este despliegue de tronos a pesar de que la biblia se muestra contraria a la adoración de ídolos falsos, que es lo que son  y lo que representan las figuras de santos, divinizados y equiparados en poderes al Trío Fantástico: Padre, Hijo y Espíritu Santo. A los santos se les dota de poderes sobrehumanos (como los superhéroes) se les iguala a la divinidad dándoles puestos de poder en la jerarquía celestial y se les representa con los atributos del dios: halo celestial, inmortalidad, ascenso a los cielos, artes curativas y milagros varios, se les pide favores, se apela a ellos en momentos difíciles y se emprenden peregrinaciones en su honor. Si esto no es idolatría, que baje dios y lo vea.


  (Las imágenes que acompañan este artículo corresponden a la procesión del viernes santo por la tarde en Santidad. Un grupo de jubilados y espectadoras de tele 5 como público mayoritario).

9 comentarios:

Juan G. Marrero dijo...

Totalmente de acuerdo…Pero ten cuidado porque ahora habrá gente que te diga que te has pasado…
En Madrid se intentó hacer una manifestación (que prohibieron) contra toda esta parafernalia en la calle (en sus lugares privados lo respeto), pero ocupar la vía pública, la televisión lo veo como una invasión del ellos de nuestra libertad. Si la gente profundizara más en su mente, en su espiritualidad SE ALEJARÍA DE TODO ESTE MORBO y MANIPULACIÓN de los listillos de siempre…Como dice el chiste:
¡Empezaron con un pesebre y mira por dónde van…!

Raúl M.V. dijo...

Buena reflexión: tan diáfana y lúcida que molestará al que sigue en la cueva entre sombras.

Ayer, en las noticias, me descojoné con la noticia de un cura que aquejado de problemas de espalda (el señor podía tener 80 años)cambió el tradicional lavado de pies por el lavado de manos, para no agacharse, jajajajaa. Me encanta esta customización de los ritos de las sagradas escrituras.

Bueno, de lavarse las manos y de re-re-reinterpretar a su beneficio los escritos sabe mucho el clero.

Mensy dijo...

Tengo otra cita sacada de la biblia:
Los ídolos de las naciones son plata y oro, hecha de manos de hombres. Tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, orejas tienen y no oyen; tienen narices y no huelen; manos tienen mas no palpan; tienen pies y no andan. No hablan con su garganta. Semejante a ellos son los que lo hacen, y cualquiera que confía en ellos. Derecho están como palmera y no andan. Son llevados porque no pueden andar. No tengas temor de ellos porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. Salmo 115: 3-8 Jeremías 10: 4,5

La idolatría católica tiene su base en el imperio romano, lo único que se hizo es cambiar el nombre de los ídolos romanos por los santos actuales………….Y la tradición de la semana santa de cargar con las imágenes acuesta viene de Egipto y babilonia…..
La iglesia católica simplemente ha hecho una recopilación de textos que les interesaba de la biblia + otras tradiciones antiguas y gualá aquí tenemos a los fieles que han sobrevivido durante siglos
El que quiera leer que lea……………

Rockyroad dijo...

Me encantan las procesiones de Semana Santa: el barroquismo de las tallas de Salzillo en la mañana primaveral del Viernes Santo en Murcia, la hondura del Cristo de los Gitanos por las calles del Albaycín y Sacromonte el Miércoles Santo en Granada o la del Silencio el Jueves Santo con todas las luces de su recorrido apagadas y el silencio absoluto. Un lujo para los sentidos.

hellawaits dijo...

como siempre, muy buena exposición y completamente de acuerdo contigo. Cuando acabará todo essto??

Rockyroad dijo...

Por cierto, no creo en ningún dios, pero este texto parece más integrista que la propia Iglesia Católica.

Anónimo dijo...

Como dice Rocky ustedes no son hedonistas, son fundamentalistas. Despoja tu mente de rencor y odio, disfruta de la vida.

karnak dijo...

Por eso me cuidé de poner en primer lugar la definición de integrismo. Yo expongo mis ideas, pero no obligo a nadie a seguirlas, ni a leerlas ni a secundarlas.

Anónimo: tienes toda la razón, me has pillado. Haré acto de arrepentimiento, me apretaré el cilicio y el domingo lo comentaré con mis hermanos de la Obra.

Anónimo dijo...

Estimado don Karnack: Usted me abruma.Resulta que ayer fuí a una Comunión, y el sermón del sacerdote decía que hace alrededor de unos diez años, los cristianos estaban orgullosos de pertenecer a susodicha religión, pero que a dia de hoy se avergüenzan unos, otros se sienten coaccionados porque los de su entorno se burlan de ellos y ocultan sus creencias.Clamaba que hay que decir a los cuatro vientos lo que son , seres enorgullecidos de pertenecer a la iglesia cristiana.¿ Dónde habré yo oido ésto antes ?