martes, 26 de mayo de 2009

Mañanas de primavera
oscuras como la tristeza,
las nubes posadas
en el cielo
aprietan la esperanza,
la lluvia lloriquea
sobre nuestras angustias,
los biorritmos
imponen su alternancia
y seguimos corriendo
hacia el futuro.


Mañanas oscuras
que recorren
todos mis recuerdos,
mañanas oscuras
que me derrumban
por instantes,
pero la fragancia
de la vida
me lanza hacia el optimismo.

Mañanas oscuras,
poesía,
nostalgia que sacude
toda mi memoria,
literatura
que enciende el fuego
y me arrastran
hacia la luz…

1 comentario:

Mode dijo...

literatura, literatura !!! Si señor, libros son linternas en la oscuridad de la alma humana. Poesías que son como velas que chispeanen lo oscuro del espíritu humano.
Bien hace falta más letras y más cantos al alma.
Guapo Juan