martes, 9 de febrero de 2010

Con ellos llegó el escándalo

Esta mañana en el programa Hoy empieza todo, de Radio 3, lanzaron una mirada al pasado y rescataron el sonido de la tercera revolución que acontecía en un plató de televisión. Primero fue Elvis moviendo las caderas en televisión la noche más esperada; El Rey y sus bamboleos de caderademasiado obscenos para el público. A principio de los sesenta los Fabulosos cuatro de Liverpool volvieron a poner patas arriba al mundo con sus letras y sus melodías, sus impolutos trajes y sus melenas. Casi una década después, un extraterrestre pisó el plató de Tops of the Pop y el Rock volvió a redecorarse; ahora con purpurinas, plumas, plataformas, androginia, un ojo de cada color… y Ziggy Stardust tocó la guitarra. Aquel tercer revolucionario fue David Jones; David Bowie.

Escuché aquel “Starman” esta mañana mientras conducía y, nada más llegar a casa, me puse a buscarla en imágenes. Este era Ziggy, “el que tocaba con la mano zurda improvisando con Weird and Gilly, The Spiders from Mars”.

Por algo será que estos serán siempre mis favoritos... con el permiso de sus Satánicas Majestades, claro está.




Y este... Elvis por primera vez en televisión,en 1956



The Beatles en el Show de Ed Sullivan en 1964. El resto es historia...

5 comentarios:

orlando dijo...

Lo del nombre tu gato va por Stardust
¿no? buena cronica, es lo tuyo .

Mode dijo...

Bonito recuerdo a los más grandes. Son artistas únicos, de los que sólo salen unos cuántos cada muchos años. Algo tenían aquellos maravillosos años para que fuese una época prodigiosa para la música. Gracias a internet tenemos la enorme suerte de poder disfrutar de sus videos y audios.

Pavito dijo...

oye que bien si tienes razón en esto sera que esta decada que viene sera parecida??

http://misproblemasdecomunicacion.blogspot.com/

Raúl M.V. dijo...

Efectivamente, Orlando. Nuestro gato se llama Ziggy Stardust por David Bowie, pero... tiene su historia:

"Cuando regalé el cachorrito a Patri, ella me dejó elegir el nombre con el riesgo casi asumido. Aquel precioso gato color chinchilla se llamó, durante una semana, Carmelo.
A Patri le sonaba mal ese nombre para un gato, así que mientras esperábamos en la consulta del veterinario y viendo que el resto de animales tenían "típicos" nombres de perros y gatos (Linda, Luna, Tor, Blanquita...) me dijo que tenía 5 minutos para pensar otro nombre, porque aquel gato tan aristocrático y glamuroso no se podía llamar Carmelo (con todos mis respetos por los Carmelos del mundo). El veterinario no lograba distinguir si -el todavía Carmelo-era macho o hembra (tenía el pelo tan largo que no se distinguían sus genitales). Entonces pensé: uhmmm! un felino andrógino, glamuroso, elegante... Ziggy Stardust. Me acordé de Bowie en la portada de los discos "The rise and fall of Ziggy Stardust" y "Hunky Dory".
Esa es la historia del nombre del que gato dejóde ser Carmelo y se convirtió en estrella del Rock.

Mode dijo...

Incluso nos estuvimos comentando a Ángel, Vanessa y a mí el buen genio del felino, el celo, el dominio y la colección única de objetos en su territorio. Me sorprendí que el dueño de la casa se llamase Ziggy. Yo que tú, Raúl, miraría siempre a mi espalda. Él, te acecha.