lunes, 22 de febrero de 2010

Quietud

Quietud.

Quietud
y extrañeza tal vez
acicalada de aromas y de viejos cuentos
de viejas historias
que mis ojos han visto
que mis ojos han perdido en el tiempo
para no revivir el dolor.
Mi quietud
a veces ingrata, distraída
difusa
que solo siento cuando miro con detenimiento el mundo,
cuando vacío de pensamientos mi mente
y miro, solo miro
la belleza del cielo cuando la tarde besa con ternura todo,
hasta el tiempo
que se convierte en quietud
fina, delicada, aromática
que acicala mi destino,
mis momentos,
mis vida,
mis latidos,
mis sentimientos.
Es bello vivir con esta quietud
con gusto por vivir desde lo más hondo de mí.
Es bello vivir con esta plenitud
cuando miro con extrañeza tal vez
y al mismo tiempo siento tanto...
disfruto tanto...
que a veces mi quietud se vuelve ingrata,
distraída, difusa
y sin tratar de dañarme
quiere recordarme siempre que soy todo cuanto existo
que vivo todo lo que soy
ahora.

Satori - Febrero 2010

2 comentarios:

Raúl M.V. dijo...

Anoche, después de leer algunos de los poemas de Kirmen Uribe que conseguí en internet, leí este nuevo poema de Satori. Tengo que decirte, Maestro, que estás a la altura de los grandes.

Claudio Ramírez dijo...

Si a estas poesias le pone musica sería un cantautor de renombre.