viernes, 5 de marzo de 2010

El Rincón del Cinéfago





I´m not there. USA.2007


Director: Todd Haynes


Contar la vida de Bob Dylan sin mentar su nombre en dos horas de metraje… es, cuanto menos, extraño y a la vez, merecedor de un visionado. Condicionado por mi dylanismo militante me propuse a ver qué había hecho Todd Haynes con otra figura fuera de lo común que se paseó por siglo XX siendo amado y vilipendiado. Ya lo hizo en la magnífica y repleta de lentejuelas “Velvet Goldmine”, una película para mayor gloria del movimiento Glam Rock de los setenta, en la que se cuenta la ascensión y caída de una estrella muy parecida en maneras y actitud a David Bowie. No se puede ser más claro, con un trasunto de Iggy Pop retozando en la cama del falso (pero evidente) Bowie. “I´m not there” o “Yo no estoy allí” en el idioma patrio, se vale de distintos personajes que encarnan la vida y obra de Dylan, (des)organizados en una suerte de documental donde las imágenes cambian del color al blanco y negro, amenizadas con la música y la poesía de Bob Dylan: Woody, un niño negro en constante huída, atemporal en sus gustos musicales y con guitarra en ristre. Robbie, un actor mujeriego, enamorado de su esposa (qué sexy Charlotte Gainsbourg con ese inglés afrancesado) pero de la que se distancia día a día. Jack, un ídolo de música folk, contestatario y rebelde y que con el tiempo se vuelve evangelista y repeinado. Jude (junto a la música lo mejor de la película, interpretado por Cate Blanchett) un joven músico andrógino, creador disperso, vehemente e incomprendido- Dylan en estado puro-. William, un vaquero solitario demasiado parecido a Billy el niño, que también trata de escapar… y entre medias, Rimbaud (que explica su concepción de la belleza, la poesía y la clandestinidad) y Ginsberg (otro poeta amigo de Dylan y mutuamente influenciados).
Esta película, o falso documental (biopic que dicen los entendidos), puede correr el peligro de aburrir o de encantar, depende del grado de apego que se tenga al personaje, de las ganas de experimentar visualmente, y de lo feliz que se sea escuchando al icono norteamericano; y también, porque por momentos es algo dispersa por los saltos en el tiempo, los súbitos cambios de personajes y lo caótico de algunas escenas.
Yo la compraré y la conservaré junto a mi colección de fetiches dylanianos que campan en mi casa: “Las sesiones de Bootlegs (grabaciones de dudosa calidad sonora y que nunca se editaron en LP), un pequeño libro que recoge canciones de puño y letra, pasajes de avión, tickets de taxis, llaves de hoteles…, y un ejemplar que me costó mucho conseguir de su única novela, “Tarántula”, una historia vomitada, anárquica y frenética.





R.M.V

3 comentarios:

orlando dijo...

¿Cuando se estrena Raul?

Raúl M.V. dijo...

En el salón de mi casa se estrenó anoche:-)... lástima que no pudo venir a la premiere el mismo Bob, pero en los cines se estrenó el 19 de febrero, dos años después de su estreno en USA. Aunque creo que en la isla no está en ninguna sala.

$BERSERKER$ dijo...

Es que tu eres muy friki...Por qué no ves películas normales como todo el mundo...
Recuerdo mi época en La Laguna que buscaba todos los CINEFORUM "raros" para ver todo tipo de películas, pero claro, uno crece, SE ALIENA, y el sistema te lleva de la mano a las salas de cine...
Gracias, que ahora existe Raúl...