jueves, 16 de junio de 2011

Días raros

Final de curso…Indignados, violentos, IMPUTADOS, sicarios que matan con armas, sicarios que matan con hambre y corrupción, y en medio de todo ello los alumnos que corretean por sus vidas y en medio de los pasillos. Y sobrevolando mi mente: una sonrisa, una voz suave que me eleva por encima de lo cotidiano…
Exámenes, suspensos, aprobados, mi hijo que se ha esforzado y creo que va a recoger el fruto de trabajar sus neuronas más allá del teclado del ordenador. Los alumnos que han vuelto muy contentos de la FCT (formación en centro de trabajo), los de primero que alargan su agonía entre folios y esperanzas…
Competencias básicas, ordenadores ardiendo de tanto teclear de manos de profesores estresados de tanto papeleo, simulacro de incendio que nos lleva a las gradas para alejarnos de un posible fuego y sobretodo de un humo traidor, fiesta de despedida de un inspector, dulces en el recreo de mano de una excelente compañera, bajas y bajas, ausencias y alumnos sueltos por el patio, muertos que reclaman su adiós…
Y de repente un escándalo que coge como víctimas a mis alumnos, no lo voy a contar para no echar más morbo a esta sociedad llena de mierda emocional debido a la televisión basura y a la poca cultura de su gente…Pero…
En medio de todo ello y sobrevolando mi mente: una sonrisa, una voz suave que me eleva por encima de lo cotidiano…

3 comentarios:

karnak dijo...

que será eso que no quieres contar...

hellawaits dijo...

je je je, yo se yo se.....pero soy una tumba¡¡¡¡ ánimo Magister, siga sonriendo y mande al carajo la tristeza¡¡¡

Raúl M.V. dijo...

"una sonrisa, una voz suave que me eleva por encima de lo cotidiano…"

y gracias a cosas como éstas, querido amigo, que uno se levanta cada mañana. Qué inspirado te veo en este último artículo, Será el fin de curso? Será la proximidad de las vacaciones? Será el verano? Será, será, será...esa sonrisa que te hace levitar, jejeje