sábado, 18 de junio de 2011

Tuve un sueño…

El sábado 18 de junio subí a las 13,00 a la Montaña de Tahiche con un amigo y sus cuatro bonitos perros perdigueros. Estuvimos unas dos horas entre piedras, rachas de viento, conejos corriendo, perdices volando y contemplando la hermosa vista desde la cima del volcán de Tahiche. En un momento que mi amigo bajó por unas pendientes muy inclinadas yo me puse a mirar el paisaje ¿Y a soñar….?

Por la tarde hablando con un amigo por teléfono este me contó que había tenido un sueño “donde veía a varios de sus amigos de la adolescencia. Y fue consciente de que uno de ellos había muerto…”Al día siguiente cuando estaba en su trabajo entró este antiguo amigo con una mujer a su lugar de trabajo y se quedó estupefacto…

Por la noche hablaba con una amiga que lleva tiempo pateando los juzgados y comenzó a contarme todo lo que ella pensaba que era la justicia. Le dije, la mala experiencia que estás viviendo es la realidad y lo que imaginas que debería ser, “es un sueño”.

Estaba en una manifestación el 19 J y por internet nos comunicábamos con el resto de todas las manifestaciones de “indignados nacionales”. De repente los políticos de todo el país se unían a nosotros y nos abrazaban, contándonos que iban a echar a todos los imputados de las listas, que se iban a quitar los sueldos y pensiones vitalicios y todos esos vicios, que iban a poner frenos a la banca, que iban a redactar una verdadera constitución DEMOCRÁTICA, que…Y sonó el despertador.

Estos días imaginaba que una mujer con una hermosa sonrisa y una voz suave me elevaba por encima de lo cotidiano. Que hablábamos y nos comunicábamos. Que alargábamos nuestros momentos juntos porque la empatía nos rodeaba. Que ella me iba a llamar para salir este fin de semana. Que ella se sorprendía con mis palabras. Pero una vez más he despertado… Había sido un sueño.

“…Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.


Yo sueño que estoy aquí
de estas prisiones cargado,

y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos días imaginaba que una mujer con una hermosa sonrisa y una voz suave me elevaba por encima de lo cotidiano. Que hablábamos y nos comunicábamos. Que alargábamos nuestros momentos juntos porque la empatía nos rodeaba. Que ella me iba a llamar para salir este fin de semana. Que ella se sorprendía con mis palabras. Pero una vez más he despertado… Había sido un sueño.

Dicen que los sueños estan relacionados con experiencias ya vividas o con expectativas
a situaciones futuras. Así que sigue mi consejo.

Aprende a soñar viviendo,pero no vivas soñando.

hellawaits dijo...

Cuando dejemos de soñar, es cuando empezaremos a estar realmente jodidos...

karnak dijo...

Tanto soñar y va resultar que estamos en Matrix. Hay que despertar y espabilar.