domingo, 23 de octubre de 2011

El Rincón del Cinéfago

La voz dormida. España.2011

Director: Benito Zambrano

Después de varias (muchas semanas) sin pisar El Rincón - más por poco que contar que por pereza- anoche fui a ver “La voz dormida” y la sensación mientras se suceden los créditos y se encienden de sopetón las luces de la sala (alguien debería cambiar eso, porque es una cabronada) es la de que: ésta historia ya la he visto y me la han contado antes muchas veces. No quiero cometer el error de compararla con la novela de Dulce Chacón (aunque está basada en ella nunca es lo mismo, como tantas otras que tiran por tierra el absurdo dicho de “una imagen vale más que mil palabras”; si no sabes leer, sí, claro, pero si no, dejadme que lo dude), y sí la quiero comentar como guión, como una historia más sobre la guerra civil que no aporta nada novedoso ni digno de mención, pero que si se juzga como película, como trabajo de actrices, dirección, fotografía, escenarios… es un trabajo sobresaliente. Las dos actrices principales ya saben que se pelearán este año por todos los premios nacionales (más incluso María León, cuyo personaje va madurando con la historia y que rápidamente consigue que se obvien los incontables gestos (más que evidentes) que comparte con su hermano Paco, el Luisma de Aída.

Benito Zambrano, su director y el que dejó su marca de películas duras sobre mujeres en “Solas”, centra más la historia en las dos hermanas cordobesas y sus amores, y la carga de intensidad y frialdad retratando el día a día de Hortensia, encerrada, embarazada y condenada a muerte, y los esfuerzos de su hermana Pepita por condonar su pena y por intentar ser el “correo” entre su hermana y los parias del partido que se esconden en la Sierra de Madrid (su propio cuñado y su reciente novio). Si éste es el punto fuerte de la película, su talón de Aquiles, desde mi punto de vista, es la actuación, exagerada y a veces repugnante, de las monjas de la prisión (la imagen de una de las monjas con la porra en la mano en plan Rey Leónidas sonroja un poco) y la funcionaria gorda cabrona que odia a muerte a todas las rojas que se apiñan en las celdas (esta actriz es la Ofelia de Mortadelo y Filemón y es imposible quitarse eso de la cabeza, joder, lo que quita verosimilitud; una pena).

Vuelvo al principio para decir que se deben seguir escribiendo y rodando historias sobre la guerra y posguerra civil española (sin ser imparcial, también, como en este caso) pero haciendo bien los tiempos para no caer en injustas comparaciones (creo que “Trece Rosas” es de largo mejor película que ésta) y que la originalidad en el enfoque conseguiría que no fuera un tema que por repetirse sea cansino y goce de total indiferencia.

Ayer, a la salida de la sala, le comentaba a mi amigo Enoc que Pa Negre, que también “trata” la guerra civil, te agarra al sillón y te mantiene atento la pantalla, por su juego onírico y el halo de misterio que rodea los paisajes en los que se mueve Andreu buscando fantasmas, y ese saber del adulto lo que está pasando al que se enfrenta a la inocencia infantil ; como en la magistral novela “Paraíso inhabitado” de Matute, o la grandísma “La lengua de las mariposas”. Se puede contar las mismas cosas de diferente manera.

7 comentarios:

Satori dijo...

Esta noche vamos a verla la Gloria y yo... A ver que tal, a mí no es que me atraiga mucho el tema, casi por lo mismo que cuentas aquí, Raúl. Pero le tocaba escoger a mi mujer la peli, aunque siempre procuramos que sea de mutuo acuerdo, una semana, digamos que predomina el gusto de una y otra, la de la otra persona.

Yo sin verla, ya me da vueltas la cabeza lo de rememorar el dolor ese que tantas veces he visto en otras películas... Y sí, coincido contigo en que la película: "Trece Rosas" es una buena película.

Anónimo dijo...

Hola soy Gloria, a mi no me defraudó, la novela me gusto mucho y la película tb me gustó mucho, ¿triste? claro q lo es pero es lo que pasó, lo que cuentan nuestros mayores.Ahora bien,cuando salí del cine si encontrara a una monja o un cura le meto una patada donde ustedes están pensando.....También lloré como una Magdalena,normal en mi.

Satori dijo...

Fui a ver la película esta tarde. Y la verdad que iba un poco mosqueado ante el tema ya manido de la guerra civil española, y con el miedo de pasar penas y que fuera una estaca de película.
No he leído la novela, pero me ha gustado mucho la película, por su carga emocional más bien. También salí de allí sintiendo, odiando, haciéndome preguntas sobre él: “por qué” del dolor humano.
Me gustó, la verdad que me gustó, sobre todo la interpretación de María León, que llegó a ser cómica al principio. Eso sin desmerecer a las demás actrices…
En definitiva, salí de la sala con un gusto agridulce… después de ver La voz dormida.

Araceli dijo...

Yo estaba en la taquilla y me encontraba indecisa si ver ésa peli ó " Mientras duermes ".Elegí la segunda.Actores: Luis Tosar, Marta Etura y Alberto San Juan.

Mensy dijo...

No suelo ver películas basadas o adaptadas de novelas( que ya haya leído)…………pues quieras o no casi siempre te deja una sensación de que le falta algo…………………..Y esta Novela de Dulce Chacón, para mi muy exquisita, en lenguaje y sentimientos encontrados……………

Anónimo dijo...

Muy buena también Araceli!




Gloria.

karnak dijo...

Yo es que ya con el título me entra un sueñooooo y más sabiendo que es española, que son varios puntos negativos. Creo que esperare a verla en el canal emule en casita. La que quiero ver en el cine es "Tintín"