viernes, 4 de noviembre de 2011

Cosas mías (sin importancia)


Ayer di con mi humilde anatomía en los suelos de Las Palmas de G.C. Lluvia fina y ligera, unas PUMA sin suela antideslizante y una acera mojada fueron los requisitos imprescindibles para darme un señor hostión. Lo increíble es que de alguna manera, giré mi cuerpo en el aire para que el portátil que llevaba en la bandolera no tocara el suelo, pero si sobre mi estómago, y como no podía ser de otra manera, con uno de sus vértices. Hoy estoy dolorido, como si le hubiera aguantado doce asaltos a Pacquiao. Pero aun así salí a la calle, me puse los auriculares de mi MP3 y fui a estirar las piernas y a tomar un café cerca de casa escuchando a Standstill a todo volumen. Adelante Bonaparte. Adelante, sí, que un tremendo dolor en el culo – me he dado cuenta de que tengo que endurecerlo- no te puede encerrar en casa. Pasé por delante de un kiosko y el pelo rojo y arremolinado de la hermosa, dulce, nacarada y casi etérea Christina Hendricks en la portada de la GQ, me obligó a quitarme las gafas de sol. El dolor remitía con cada página y cada fotografía de la diva de MADMEN. De vuelta a casa organicé algunos apuntes, leí los periódicos y me senté de costado a ver la película United, realizada por la BBC y que cuenta la historia de aquel Manchester United de los años 50 que se paseaba por la liga inglesa y que en un vuelo a Munich sufren un accidente aéreo en plena pista de despegue. Sólo dos supervivientes del equipo: Bobby Charlton y el portero. El resto de la película se centra en los miedos e inseguridades de Charlton, su intención de abandonar el fútbol y el renacer del segundo aquipo de la ciudad. No es una gran película, pero está muy bien hecha y cuenta con el testimonio de Charlton, así que tiene certificado de garantía.

He aprovechado este pequeño artículo para presentar a un grupo que escucho hace años y que me parece una de las mejores bandas de este país (Orlando, siento asaltar tu sección); para comentar de forma somera una película y para contarles mi triste caída en plena ciudad. Esto es ahorrar en tiempos de estrecheces, no como los partidos políticos que ya han empapelado la ciudad con sus siglas, sus literalmente increíbles eslóganes y sus caretos de gente de fiar. ¡JA!



6 comentarios:

Orlando dijo...

Nada Raúl , nada , ya no hay sección.

karnak dijo...

Menuda revista de gafapasta la GQ. Hay fotos de la pelirroja en porretas?

Satori dijo...

Mucho pasteleo, pero de la foto del hostión, nada de nada... Si es que las mejores cosas no te da por ponerlas aquí.

hellawaits dijo...

ains... la pelirroja...madremia..pero bueno, como dice Satori, donde están las evidencias del megaostión que te diste? alguien lo grabaria con el móvil para subirlo al youtube supongo no?

Mensy dijo...

Nada Raúl, vas a tener que ponerle cadenas a tus pumas para que no resbalen……………
Muy buen grupo este, con letras de contenido y estilo único. El anterior disco “viva la guerra” me pareció excelente…………
Tremendo el accidente de avión sufrido en los años 50 por el M.U…curiosamente en el 49, El Torino sufría otro, pero aquí murieron todos……………

Raúl M.V. dijo...

Sí, Mensy, y dicen los más viejos del lugar que aquel Toro ha sido hasta hoy el mejor equipo en la historia del Calcio. Teniendo en cuenta que de los once titulares del Torino, 10 eran titulares de la selección italiana...Ahora juega en las serie B.
Que sepas que nos vamos a llevar algún comentario antifurbo en este mismo hilo, jejejeje, pero bueno, el fútbol es así.