domingo, 4 de marzo de 2012

Relato.

Llevo tiempo con dolor físico, me siento una inutil. Siempre he estado al servicio de las dos personas que convivían conmigo.Trabajaba, estudiaba , me hacia cargo de la casa y mi madre me ayudaba con el hijo que tuve.


En aquella época tenía un marido , que para no estar en casa hizo el acceso a ingeniería....aprobó y no se matriculó en la Universidad.



A mi mami le pasaba una asignación , lo que podía , para que la atendiese cuando yo no estaba.

Siempre estaba cansada , y un día , cuando dormitábamos los tres un mediodia , mi hijo se echó encima mía. Me hizo tanto daño en mis pechos que lo rechacé.

Yo creo que aquel día marcó mi vida.No lo puedo olvidar, y ahora que ya ése hijo se ha ido de casa, es cuando más recuerdo aquella tarde.....era un presagio.

Años atrás, cuando era bebe, se me pasó una toma , y él lloraba y lloraba.Yo no sabía que le pasaba.Había ido al medico para una revisión y se me olvidó el horario de bibes.Me sentí una madre irresponsable.Yo no disfruté de mi hijo, sufría la soledad de una pareja que nunca estaba donde debía estar.No me ayudaba ni para dar una toma, Dios mio, qué ingenua fuí.

Este único hijo ha sido conmigo malo, pero malo en el sentido de ignorarme, de ser totalmente indiferente:

Dicen unas: Un hijo drogadicto es lo peor que hay .....ó un ladrón , un asesino...pero eso son excepciones.

Cuando crias a tu retoño , aportándole lo que puedes, siempre priorizando sus necesidades antes que las tuyas,y encima recibe el cariño extra de la abuelita porque es la peque de los nietos....para mí era lo más que podía recibir y me parecía suficiente.

Como no puedes ir al Circo ó al cine con él por cuestiones laborales , pagas a la abuelita para que lo lleve.

Como eres una sustituta en el trabajo y no tienes derecho a vacaciones , pagas para que se lo pase bién en casa de su tia en Lanzarote con sus primos.O unas vacacicones con su papi y otro matrimonio a Fuerteventura.

O un dia en Siux City, un curso de vela , campamentos....pero nunca es suficiente.

Cuando era dolescente, estabamos en una parada de guagua y coíncidimos con un primo suyo de la misma edad, nos saludamos y de repente empezó a lagrimear.Se alejó del primo y lloraba sentados los dos en el banco de la parada.Entonces le pregunté " ¿ Pero qué te pasa ? " Y me dijo , " Todo lo que lleva puesto es de marca " A mi se me cayó el alma, intenté explicarle que él no tenía ropa de marcas pero que tenía unas notas geniales, que era inteligente y que su primo era un batata, siempre tenía que ir a clases particulares aunque estuviese en un colegio privado.Pero mis palabras nunca llegaban a sus oidos, sólo se quedaba con el barniz y siempre fué así.

Y yo mientras trabajando , estudiando, mis dias libres para dormir, limpiar la casa, cocinar para varios días y congelar.Sin ninguna satisfacción personal porque mi relación de pareja iba cayendo en picado.

Ya han pasado 26 años y unos meses y ése hijo se ha ido a trabajar fuera. Cuando se despidió de su padre y de mí , en ningún momento miró para atrás, es lo que lo que conmumente se dice " espaldarazo ".

Aquí estoy tomándome una copa de champagne, deseándole lo mejor, con todo el dolor de mi alma porque nunca más estaremos juntos.El fruto de mis entrañas no me valora ni me respeta como persona.

He hecho muchas locuras por rabia y dolor pero a mis padres nunca los traté mal, me educaron para respetar a los mayores, para servir más que para exigir ....soy una mujer atemporal.

9 comentarios:

karnak dijo...

Un amigo me ha enviado este relato a mi correo. Espero que les guste.

Satori Kundalini dijo...

Evidentemente es triste... Pero la parte positiva es que esta persona no se ha dado cuenta en su lecho de muerte... y que seguramente tenga mucho tiempo para empezar una nueva vida.

Creo que en el fondo es una lección a aprender durante muchos años, pero nunca es tarde... Además, nadie podrá echarle en cara que ha sido desconsiderada/o con nadie, ha sacrificado parte de su vida... Pero ahora, ¡Ahora empieza una nueva y positivísima historia!!!!!

Viky dijo...

Me gusta ...Un relato bueno y muy cotidiano..
Quizás sea duro decirlo….pero para mí el hijo de esta historia estaba herido como la madre…
los dos han sido culpable e inocente…

Anónimo dijo...

Vaya vaya con Karnak...ahora tiene una amiguita....

inma mendoza dijo...

guau.....es como sacado de las entrañas del dolor.por un lado la madre que ve como los sacrificios que ella ha dado para que su hijo lo tuviera todo no le han valido de nada,es mas ella tambien ha perdido no solo a su hijo sino su vida tambien ha sido destrozada en su largo andar para dar lo mejor a esa criatura,que aunque lo ha tenido todo le ha faltado lo mejor y mas rico de este mundo que es el sentir el dia a dia del calor familiar del calor de tu padre y tu madre,de los besos y abrazos...etc

Juan G. Marrero dijo...

Suelo leer los relatos sin mirar el autor para adivinar cuál de los hedonistas escribe…No encajaba nadie …Cuando vi Karnak me quedé sorprendido. No era su estilo…Estos días estoy acabando “Yo confieso” una gran novela. Le da muchas vueltas a las relaciones humanas, padres, hijos y a la maldad…Creo que si esta es una historia verdadera, estoy de acuerdo con Satori que todavía puede madurar el chico y ella también…

Anónimo dijo...

Nunca se recuperará algo que nunca hubo.Para que ésa relación madre-hijo fluctúe tienen que volver a nacer. La madre ha dado por perdida toda oportunidad de empatizar con ése hijo. El hijo mira a su madre como una intrusa, un obstáculo para su vida.Son dos seres que se han cruzado en un momento de sus vidas y han tomado caminos distintos. El dolor de una madre,a pesar de la realidad existente, nunca se borrará. Es una pérdida emocional.

Mensy dijo...

Pues si, es una historia muy bien relatada y bastante dura que narra el sacrificio de muchas madres para y por la familia perdiendo la noción de su vida a cambio de nada porque al final hay un enorme vacío de un tiempo perdido que deja un enorme lastre de sinsabores…….Pero también soy de la opinión de que nunca es tarde siempre que se sepa liberarse del pasado a base precisamente de inteligencia emocional y empezar de nuevo……………..

Anónimo dijo...

Para mi en esta historia no hay culpables ni inocentes.Yo tengo hijos y muchas veces me senti maltratada por ellos incluso del que todo el mundo considera que es una persona ejemplar.Ahora sé que yo tambien era responsable de que me trataran de esa forma...lo permiti.No minimizo el dolor de esta persona en absoluto.Pero creo que no vale la pena quedarse en ese sufrimiento.Hay que avanzar........