miércoles, 20 de mayo de 2009



Sentado en la orilla
una brisa me acaricia,
sentado en mi tierra
el instante me atormenta,
pensando en la injusticia,
comienza a silbar el viento,
mis sentimientos piden luchar
y el aire se acelera,
mis pensamientos buscan respuestas
y el viento grita
cada vez más fuerte
queriendo limpiar de impurezas
esta tierra engañada,
sopla cada vez más
sobre el maltratado suelo,
me levanto y
me precipito con el viento,
hacia la esperanza…
….

3 comentarios:

Mode dijo...

Ojalá llegaran nuevos aires a nuestra isla o a cualquier sitio con suspiros de esperanza y mejor rollo entre la gente. Por desgracia, la naturaleza creó un paquete llamado hombre envuelto en un papel de egoísmo, odio y avaricia. Difícilmente el ser humano podrá librarse de este envoltorio.

Raúl M.V. dijo...

¿A qué etapa juanboroniana pertenecen éstos inspiradas versos? Creo que son de las más lúcidas que he leído de este autor.

Juan G. Marrero dijo...

Concurso de Poesía de Teguise año 2003. Realicé varias sobre la isla de Lanzarote.
Algunas las publiqué en la revista Literaria y en una revista local de la isla.