miércoles, 26 de agosto de 2009

El Rincón del Cinéfago.

El año que mis padres se fueron de vacaciones.
Brasil
2006
Direct: Cao Hamburguer


De un tiempo a esta parte el cine brasileño nos ha acostumbrado a realizar al menos una película interesante al año (con nominación a Oscar incluida e importantes premios europeos); bien publicitada, de impecable factura y con guiones arriesgados. Me vienen a la cabeza “Estación central de Brasil”, “Ciudad de Dios” (una obra maestra rodada en las favelas en plan Trainspotting pero con Kalashnikov y mucho costo de por medio) o “Tropa de Élite”, en la que se criticaba con dureza y extrema realidad el trato policial a los Señores de la droga que se recluyen en ese micromundo que se encarama en las montañas de Río. “El año que mis padres se fueron de vacaciones” no tiene la crudeza de las anteriores pero emociona y arranca tímidas sonrisas con facilidad. Cuenta la pequeña historia de Mauro: un crío fanático del futbol que afronta su primer Campeonato mundial con la esperanza de que "su" Brasil de los Pelé y Riberao salgan tricampeones mundiales en México 70. Pero aquel Brasil de 1970 también se enfrenta a una dictadura militar que llena las calles de verde oliva y fusiles en ristre. Los padres de Mauro se ven obligados a huir de la represión de Sao Paulo y dejar a su hijo con su abuelo- pero sin él, ya que el abuelo muere horas antes de que ellos dejen al niño en el portal del viejo- con la promesa de que regresarán de sus “vacaciones” antes del primer partido del Mundial-. Es entonces cuando Mauro, acompañado de su juego de chapas y porteros de cajas de cerillas, aprenderá a cuidar de él mismo; conocerá otras culturas y entablará amistad con un viejo judío, vecino de su abuelo, empeñado en llamarle Moisés- por sus reminiscencias bíblicas del niño que aparece cruzando el río- y empeñado en hacerle más fácil la ausencia “estival” de sus padres.

No es guión creado para caer en la empatía simplona con un crío desamparado. La música tampoco evoca una forzada tristeza. Tampoco se enfrenta cara a cara con el régimen militar ya que este es visto a través de los ojos de un niño ajeno a la realidad de los días, cuyo mundo se reduce al fútbol, las chapas y a su amistad con una espabilada niña que cobra a los chiquillos del pueblo para ver por un agujero en la pared como se prueban sus trajes las señoras en un taller de costura; pero consigue que a ratos, intercalando imágenes añejas de fútbol en blanco y negro y de un país paralizado y emocionado para ver a la selección de Pelé, con pasajes de lo “que se cocía en las calles”- la represión de un país y las calles vacías- esta película llegue muy adentro y más de una vez se nos seque la garganta con un niño de mirada triste y melancólica el día que Pelé levantó la tercera copa del mundo.

R.M.V.



8 comentarios:

Gloria dijo...

Hola buenas noches desde tierras catalanas!!!!
estoy con mono de libros y me gustaria que alguno de ustedes me recomendara una novela.
Mode ya me lei la, novela de Anna Gavalda,"juntos nada mas" buenisima, me gusto mucho, tb leí "LA AMABA"es una novela corta pero tb esta muy bien, ahora estoy acabando de leer"quisiera que alguien me esperara en algun lugar" son relatos, estan interesantes, pero llegas al final y te quedas asi..... sin saber ná.pero bueno, no esta tampoco muy mal.
espero que me recomendeis una novela para mañana ir a comprarla yaaaaaaaaa. un beso para todos!

Raúl M.V. dijo...

Antes de nada, saludos y abrazos a los dos. Gloria, Patri me ha hablado e insistido mucho en que lea una novela: "La voz dormida" de Dulce Chacón. A ella le gustó mucho y me la ha recomendado varias veces, pero mi pila de libros pendientes es preocupante y ya la leeré. La puedes conseguir en bolsillo, en Punto de lectura, es de 2002:
"La novela historica "La voz dormida" de Dulce Chacon está dedicada tal y como escribe la autora "A los que se vieron obligados a guardar silencio". La historia se desarrolla en la posguerra civil española entre la madrileña cárcel de las Ventas y una pequeña pensión de la calle Atocha, se estructura en tres partes y abarca desde al año 1939 hasta el año 1963.Un grupo de mujeres encarceladas (Elvirita, Hortensia, Reme y Tomasa) irán relatando como han sido sus vidas antes de entrar en la prisión de las Ventas y los motivos de su detención, cuales son sus convicciones, sus miedos y las penurias que habrán de pasar una vez dentro de la cárcel".
Besos.

Gloria dijo...

Gracias Raul,mañana mismo me la compro, lei un fragmento y parece buena,y esta en edicio bolsillo y bien de precio. un beso. gracias

Juan G. Marrero dijo...

La diferencia con la dictadura de Franco era que aqui no tenímos a Pelé....Porque chapas..muchas...

Raúl M.V. dijo...

Muy cierto, y está bastante bien reflejado en la película. Un país bajo el yugo de la dictadura militar que se evade unas horas de la realidad con los goles de Pelé y el triunfo de Brasil como dominadora del futbol mundial. Mientras muchos celebran la victoria, otros sufren en sus carnes la represión. Está tan bien tratado este aspecto en el guión que sólo se sugiere con imágenes acompañadas de música.

Karnak dijo...

Ahhh, ¿pero como?, que no hay dictadura en Brasil?, ¿y desde cuando hay democracia?

Raúl M.V. dijo...

Desde hace años Brasil está sumido en la dictadura de la corrupción política, la del narco y la de la policía. Recuerdo el día en que Lula ganó las elecciones y dijo que no dormiría tranquilo hasta que ningún brasileño pasara hambre... si que tendrá sueño atrasado el amigo Da Silva

Gloria dijo...

hola buenas noches!!.pues yo ya tengo el libro, lo compré esta tarde, tiene buenos principios para gustarme, ya os contaré, compré dos mas,ya os diré los titúlos, ahora mismo estoy tan cansada que ni me acuerdo. saludos para todos!