domingo, 10 de enero de 2010

DON PEDRO


Muchos colegas canariones tienen melancolía de la Unión Deportiva de Las Palmas. Cuando incluso los jugadores tinerfeños acudían a ese equipo de primera. Pero el tiempo pasa. Ahora la cantera canaria está sembrada por toda la península ibérica y algunos luchan por seguir saliendo de las islas debido a la gestión actual de los dos clubs representativos del archipiélago.

Degustamos en su momento a Juan Carlos Valerón, Manuel Pablo…Luego llegó Silva sobresaliendo tanto en el Valencia como en la selección.

Ahora ha estallado como un volcán D. PEDRO. Que ha hecho historia con el Barcelona. Y el domingo 10 de enero juega en Tenerife contra sus paisanos.

http://www.elpais.com/articulo/deportes/Pedro/vuelve/ser/Pedrito/elpepudep/20100110elpepidep_7/Tes

2 comentarios:

Mode dijo...

Sin dudas es un buen tipo y gran jugador. Desde Canarias, como dices, salen buenos valores que son aprovechados por los grandes equipos debido a que la U.D. Las Palmas fue arruinada por culpa de varios chorizos que buscaban mejorar sus negocios particulares en perjuicio del equipo. Y poco les faltó para hacer desaparecer al equipo amarillo. Por suerte, ahora parece que hay un tipo serio que, poco a poco, se ha traído algunos jugadores como Jorge y Guayre, para con la ayuda de otros, subir de nuevo al equipo a primera.

Raúl M.V. dijo...

Sí,señor. Pedrito ha tenido un año magnífico. Lo escuchas hablar y tiene muy arraigada su humildad; dice que su mayor ilusión es poder retirar a sus padres, que bastante han trabajado.
Valerón tiene una historia bastante complicada. En su momento, me atrevo a decir, que fue el mejor medicentro de Europa, lástima que fuera tan frágil. Qué tendrán las aguas, el sol y el pescado fresco de Arguineguín, que de allí han salido él y el mágico Silva... y Miguel Ángel Valerón, otro jugador extraordinario al que una entrada durísima de Albert Ferrer en el Insular terminó con su carrera. Recuerdo el día que Manuel Pablo (made in Arucas) fue convocado por la selección absoluta y su madre le tuvo que pedir prestado un traje a su hermano para que el chiquillo se presentara bien vestido en la concentración.