domingo, 1 de noviembre de 2009

No estáis solos

El sábado 31 de octubre por la noche en el programa “Cara a cara” estaba un matrimonio hablando de su libro…Interesante, pero una y otra vez arremetían contra los profesores…al final, hacer el diagnóstico diferencial entre miles de niños “malcriados”, “maleducados”, “malos”, etc, etc y un “TDAH” es cosa del profesor. A su hijo, ellos que son pediatras no fueron capaces de hacerlo hasta muchos años y pretenden que un profesor de matemáticas, una profesora de literatura, etc. Haga un diagnóstico clínico entre tanto desorden, tanta indisciplina…

¡¡Manda huevos…!!

Interesante el libro, pero NO el pretender echarle la culpa a los profesores…

¡Se equivocan los médicos en la consulta, en urgencias…y pretenden…!

http://www.sccalp.org/documents/0000/1269/BolPediatr2009_49_136-139.pdf


No estáis solos, un testimonio esperanzador

sobre el TDAH

La pediatra Mª Jesús Ordóñez y su marido Roberto Álvarez-Higuera, padres de

un niño con TDAH, han escrito un libro sobre este trastorno y, ante todo, sobre

su experiencia vital que es comentado a continuación por varios médicos, periodistas,

escritores y profesores universitarios

<<…El conocimiento del problema va creciendo entre los médicos, pero aún es insuficiente entre muchos profesionales docentes, que asisten escépticos a tales diagnósticos. Aunque no todos los casos de mal rendimiento escolar puedan deberse a un TDAH, sería irresponsable seguir negando su existencia.

Los autores han escrito un libro ameno, emocionante y lleno de ternura, sin ningún reproche…>>

¿Sin ningún reproche…? No pararon en el programa de echar la culpa a los profesores….


El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual con bases neurobiológicas y un fuerte componente genético.Es una enfermedad muy prevalente que, según estimaciones, afecta entre un 5 y un 10% de la población infanto-juvenil,siendo unas 3 veces más frecuente en varones. No se han demostrado diferencias entre diferentes áreas geográficas, grupos culturales o niveles socioeconómicos. Representa entre el 20 y el 40% de las consultas en los servicios de psiquiatría infanto-juvenil.

Se trata de un trastorno neurológico del comportamiento caracterizado por distracción moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Tiene una muy alta respuesta al tratamiento, aunque se acompaña de altas tasas de morbilidad psiquiátrica. Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV): "Habitualmente, los síntomas empeoran en las situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad intrínsecos (p. ej., escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas)".

Esta disfunción neurobiológica fue reconocida primero en la edad infantil. Sin embargo, en la medida en que fue mejor comprendida, se reconoció su carácter crónico, ya que persiste y se manifiesta más allá de la adolescencia. Los estudios de seguimiento a largo plazo han demostrado que entre el 60 y el 75% de los niños con TDAH continúa presentando los síntomas hasta la vida adulta…

Tratamiento

Actualmente, las sustancias más empleadas en Estados Unidos son el metilfenidato (principio activo detrás del nombre comercial Ritalina).

http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_por_d%C3%A9ficit_de_atenci%C3%B3n_con_hiperactividad

3 comentarios:

Mensy dijo...

Es un trastorno que yo no conocía, pero por lo que veo es difícil de diagnosticar y en muchas ocasiones el diagnóstico suele ser tardío………Siempre hay tendencia de echar la culpa a alguien, cuando en este caso y en otros muchos no hay culpables ,simplemente tras la valoración de la enfermedad tener la información suficiente para que estos niños salgan adelante y que a parte del tratamiento farmacológico, esta el no farmacológico……interesante libro, habrá que leerlo cuando pueda porque un señor que se llama strés esta empeñado en acostarse conmigo, pero yo no quiero…….jajajaja.

Karnak dijo...

Estos transtornos no tienen solución desde el punto de vista de la medicina tradicional?, jarabe de palo o un par de tortas bien dadas? Con Franco estas cosas no pasaban...

Raúl M.V. dijo...

Ya se pone nombre a lo que antes se conocía como "chiquillo desinquieto":-)

En mis años en EGB teníamos este tipo de sujetos en clase. Se les diagnosticaban como mataperros y se pasaba olímpicamnete de ellos, se les ponía cara a la pared, fuera de clase, otros les daban alguna bofetada sin mayor importancia porque el padre le había dado permiso al profesor ¿?... hasta una monja que nos dio clase en primero (sí, sí, una monja en el colegio de La Goleta; Sor Pura, se llamaba, que nos hacía rezar, hincados de hinojos, por las mañanas) ataba a la silla a un alumno, como al prota de La Naranja Mecánica, y lo dejaba así toda la clase. Aquellos si que estaban solos