domingo, 16 de mayo de 2010

Hokusai fue la inspiración

Ayer por la noche volví a coger un trozo de carboncillo entre los dedos de mi mano derecha e hice bosquejos que fueron tomando forma sobre un DINA 4. Hacía años que no lo hacía. El caso es que un par de horas antes había colgado en una de las paredes de mi casa (atestadas de fotos, pinturas, dibujos, pósters…) una pequeña lámina que me regaló un amigo del maestro Hokusai. Casi a media noche, y mientras me tomaba una cerveza, busqué por internet algún lugar en Las Palmas donde comprar otra lámina de Hokusai que pudiese acompañar a la recién colgada (queda un espacio en blanco que urge llenar) . Entré en varias webs con multitud de dibujos del genio japonés y decidí hacerle un pequeño homenaje, dibujando a uno de los personajes que atrajo mi atención en una de las esquinas de un grabado; casi insinuada su silueta detrás de un biombo mientras delante de él se desarrolla una acción festiva en Palacio.

Abrí otra cerveza, me senté en el suelo como hacía de pequeño -mi madre me obligaba a dibujar con carboncillo en el suelo para no dejarlo todo perdido- me puse los cascos del MP3 y viajé al Japón de finales del siglo XVIII.



Debería hacerlo mucho más a menudo; como cuando iba al colegio y muchas veces tuve que borrar las mesas porque no cabía un garabato más. Conservo algunos de mi adolescencia y hace una semanas, Ángel me mostró uno que le regalé hac como... diez o doce años.



Para conocer algo más de Katsushika Hokusai:

http://es.wikipedia.org/wiki/Katsushika_Hokusai

http://www.katsushikahokusai.org/

3 comentarios:

hellawaits dijo...

Eres un crack, brother.....tenias que haber rescatado esa faceta hace mucho tiempo.....

Juan G. Marrero dijo...

¿Carboncillo..?
¿Eso no es lo que te traían los Reyes Magos...?

orlando dijo...

La verdad que si, que se gasta mano para dibujar, y despues e todo el tiempo que llevo tratandolo (desde que eramos chiquillajes) descubri esa faceta suya unos años .