jueves, 20 de mayo de 2010

Las reformas de ZP y la .... que lo parió.

 El amigo ZP, que resulta que no vive en el País de las Maravillas, se ha despertado de su largo letargo político para intentar sacar a este país de la miseria donde él ha sido protagonista indiscutible (pero no el único actor de la película). Y lo hace sacándose una serie de medidas económicas con las que intentar reducir el déficit público que amenaza con hundirnos en la mierda. En otro post anterior ya hablé de la crisis y propuse un par de medidas para sacar dinero sin tener que esquilmar a los de siempre: La crisis la pagamos los de siempre. Ahí daba una serie de consejos a nuestro querido ZP para que sacara dinero legalizando el consumo de Cannabi y legalizando la prostitución.

  Ahora le aporto un par de ideas más con las que podría sacar unas perrillas que no nos vendrían mal en estos momentos que nos ha tocado vivir. Advierto que para aplicarlas hace falta tener un par de cojones, pero nadie ha dicho que hacer política sea fácil. Aunque lo fácil en realidad es bajar el sueldo y subir los impuestos y que paguen los de siempre. Para hacer que paguen todos, ya hace falta tener pelotas.

  1.- Retirar las aportaciones del estado a la iglesia. El estado aporta más de 5.000 millones de euros a la ïglesia católica. Además, la iglesia es una desagradecida, la untas bien y aún así te montan manifestaciones y se pasan el día criticándote. Y ya que empiezas con retirarles las aportaciones, haz que paguen tributos como todo hijo de dios. Ya lo dijo Jesus: "Dale al Cesar lo que es del Cesar y a dios lo que es de dios". Ya va siendo hora de que este grupo de vividores tributen al estado como cualquier otra empresa, porque esto de religión nada, es una empresa que gana mucho dinero. El estado pierde más de 700 millones de euros en impuestos de la iglesia. Porque la religión no está gravada. Y para finalizar, ya llegados a este punto porqué no terminar del todo, confisca los bienes de la iglesia y cobra un alquiler por usarlos. El patrimonio eclesiástico es de todos los españoles, vayan o no vayan a misa el fin de semana. Lo expropia el estado y si quieren dar misa que paguen un alquiler. Además se tendrá acceso a innumerables propiedades que permanecen sin producir, pisos, terrenos, tierras de cultivo, etc., sin contar con el innumerable patrimonio artístico y que podrá generar mucho dinero si se enfocan a labores culturas y turísticas.

  - Reestructura la administración local. A nadie se le escapa que los Ayuntamientos han tenido mucha culpa en la situación de grave crisis en la que nos encontramos. Han permitido el crecimiento desorbitado del ladrillo y el cemento y han llevado a los municipios a una situación de quiebra técnica de la que no se recuperan nunca. Son ineficaces solucionando los problemas de los ciudadanos y son un trampolín perfecto para el mangoneo, la corrupción y el sobre por debajo de la mesa. Hay que reestructurar los municipios y reconvertirlos en territorios administrativos con capacidad de autofinanciación, con capacidad de gestión más amplia y con menos capacidad de decisión sobre sus propios asuntos (por ejemplo, el que los alcaldes y concejales se puedan subir el sueldo cada vez que se le hinchan las pelotas). Agrupar municipios por comarcas, dotarlos de una infraestructura administrativa más eficaz y prohibir las privatizaciones del sector público permitirá ahorrar muchos millones de euros en pagar sueldos a incompetentes, a cargos de confianza, a políticos inútiles, etc. Se ahorran sueldos de secretarios, interventores, etc.
   Por otro lado, en el caso concreto de Canarias se ha demostrado que la Autonomía es una quimera, un sistema utópico que ha quedado inutilizado por la continua apropiación por parte de los "coalicioncanarios" de Tenerife de la mayor parte de los recursos del archipiélago. Como tampoco voy a caer en el ombliguismo de reclamar la capitalidad total de la Autonomía en Gran Canaria y repetir el mismo error que insisten en repetir los políticos tinerfeños, lo que propongo es la eliminación de la autonomía y el trasvase de todas sus competencias a los Cabildos Insulares. De esta forma, cada isla gestionará los recuros de que disponga y tendrá capacidad para representarse a sí misma ante el Gobierno Central. Nos ahorraríamos un parlamento regional que no sirve para nada, que gasta muchísimo dinero en reunirse en Tenerife (dietas, viajes, estancias, etc.). Los Cabildos ya tienen su propia estructura política y administrativa, por lo que el cambio no sería muy costoso. Además, de esta forma se podrían insularizar servicios públicos que actualmente funcionan mal o con graves deficiencias, como la protección a la naturaleza, el turismo, la gestión medioambiental, etc. Hay que recordar, que los Cabildos son las únicas administraciones de este Archipiélago que mantienen sus cuentas perfectamente saneadas.

   Eliminación del Senado y de varios ministerios. Seamos serios, ¿alguien piensa aún que el Senado sirve para algo? (el senado se gastará 1 millón y pico de euros en traducciones de lenguas oficiales del estado) ¿Y el ministerio de igualdad? Para defender esto ni siquiera hacen falta argumentos. Y para redondear, si eliminamos la institución de la monarquía nos ahorraríamos mucho más dinero aún, se calcula que cuesta unos 15 millones de euros al año, pero la cifra real se desconoce y puede ser 10 veces mayor.

   Con estas pequeñas reestructuraciones estoy seguro que el estado se ahorraría unos cuantos miles de millones de euros, y sin coste alguno para los ciudadanos de a pie. Ahora bien, yo soy funcionario, y si para sacar adelante a este país yo tengo que sacrificar un 5% de mi sueldo, pues se hace y punto. Aunque no creo que sea suficiente, yo estoy dispuesto a dar ese paso por todos los españoles. Solo pido que cuando vuelvan las vacas gordas, se acuerden de nosotros.

3 comentarios:

Modesto González dijo...

No se te ocurra entrar por alguna sede del PP o PSOE, porque con estas medidas te darían por loco, y no solucionan nada. Te lo dirían empujándote amablemente hacia la calle. "Caballero, aquí no tratamos temas que no interesan". La política es otra cosa.

hellawaits dijo...

en tres palabras.....ole, ole y ole, tiene usted toda la razón, politicos, iglesia y monarquia..los cánceres de esta sociedad....apoyo completamente la legalización de la prostitución y el cannabis...ahí si que entraría dinero en las arcas del estado.....en fin....seguimos en el medievo....pronto veremos de nuevo a los inquisidores prendiendo fuego a los "herejes"....en fin....

mergarsa dijo...

totalmente de acuerdo. la iglesia nohace mas q chupar del pueblo, al cual engañan continuamente pues solo se preocupan de aumentar sus arcas y con respecto a los cargos publicos, a estos si q deberian bajarles el sueldazo q reciben por no hacer nada y no alo pueblo q se lo curra cada dia. unamos nuestras fuerzas para que los politicos reciban un sueldonormal y no esas cantidades q reciben¡¡¡¡