sábado, 30 de octubre de 2010

¡La madre que los parió....!

Estos días he estado, supongo que como todo el mundo, muy ajetreado.
Viernes 29 de octubre
Los alumnos se quejan, y se quejan, del examen tipo test...Se quejan de que la profesora de FOL le marcan muchas actividades, se quejan...
¡La madre que los parió....!
A 4º hora me tocó el PSC (ya les he hablado de ello, el plan de sustituciones cortas) que trae ahora a la consejera un poco estresada porque le acaban de presentar una denuncia por ello. Como lo sabía desde antes del recreo, en este me dediqué a hacerme el gracioso. Imitando a la compañera hacía gesto, dentro de un rato me voy a transformar en...Y voy a ser la profesora de matemáticas. Los compañeros se rieron un rato. Pero a mí se me quitó la sonrisa cuando vi llegar aquel rebaño de ñu entrando por la clase...
¡¡Fiesta, fiesta...hora libre....!! (Lo de fiesta lo he añadido yo, pero lo otro es de ellos...). Tuve que echar varios alumnos del aula para poder comenzar a dar clase de matemáticas. El protocolo de estas guardias dice que les dejes un libro (ya establecido por el centro) y leerlo en voz alta. Los expulsados volvieron en la misma mala actitud y los volví a echar. Faltando unos minutos llegó el director.
¡No puedes expulsarlo...!
Cuando vio la postura de los "gamberrillos " (por llamarlos de alguna manera) los amenazó con expulsarlos cuatro días a todos...Y yo salí en defensa de la clase, a todos no...Pero tampoco estaría mal....
Durante el tiempo que pasaba uno a uno a los alumnos a la pizarra a realizar ejercicios de matemáticas fui conociendo un poco a varios alumnos del aula.
¡Acabé por asustarme...! Hay muchos niños que necesitan ayuda urgentemente...No sé si es su familia, si es el aula, y si son ellos que han nacido con esa estrella (?). Si no recuperamos el CONTROL del aula:


1. ¿Cómo vamos a enseñar...?
2. ¿Cómo vamos a detectar a esos niños con problemas que no sea el de la agresividad?
3. ¿Cómo vamos a ayudar a estas generaciones....?


¡¡¡Socorroooo...!!


Sábado 30
Me visitó a las 10,30 una amiga médico que reside en Málaga. Comenzamos a desayunar y mientras me contó un caso (de tanto):
"Entra en la consulta, de forma BRUSCA un señor (por llamarlo de alguna manera) que llevaba dos horas despotricando de mi compañera desde la sala de espera (¡¡Llevo dos horas esperando...!!).
¿Usted dirás...?
El individuo responde de malas maneras, estoy muy mal, quiero la baja, bla, bla, bla...
¿Fuma...?
No...(La mujer...Di la verdad...)...Si, dos paquetes diarios...
Después de un rato de exploración:
Caballero, usted está muy mal. Tienen MUCHA ANSIEDAD, bla, bla,...Al entra a la consulta casi golpea a una señora por su brutalidad. Lleva dos horas criticándome (igual que le estoy dedicando más de los cinco minutos establecido a usted, lo mismo hago con el resto)...

¡¡¡El tío cambió de médico....!!!

Este paciente, al igual que el 99 % de los que llegan de esa manera a las consultas de los médicos, o a cualquier lugar público han pasado por el colegio, por "esas aulas de ñu", donde nadie puede enseñar nada...Y todos quieren ahogarse en sus miserables vidas...Todos saben, pero luego nadie nada en su mierda...
Si, hace falta INTELIGENCIA EMOCIONAL, pero ¿Para quién...? ¿Para los profesores, para los padres, para los alumnos....?
Todos debemos aprender a GESTIONAR nuestras emociones, pero como nadie se deja ayudar… Que siga LA GUERRA….

2 comentarios:

Claudio Ramírez dijo...

Comparar a estos niños con una manada de Ñu es muy cruel. Que culpa tienen los pobres herbívoros?

Raúl M.V. dijo...

Uf!, Juan, que panorama nos pintas (el que existe, claro). Esto no creo que lo arregle Goleman, ni su inteligencia emocional, ni un libro leído en voz alta para salvar una hora vacía de clase. Entiendo tu grito de socorro ¿Qué podemos/podéis/pueden hacer?...¿resetearlo todo, bajar las palancas y empezar de nuevo?