miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Pueden 4 mil personas representar a 40 millones?

Este es un curioso cortometraje con el que me topé esta mañana en el blog Espoiler, de Hernán Casciari. En él se pone forma a ese objeto del deseo del que dependen miles de millones de euros y cientos de puestos de trabajos... el Audímetro.
Decir, que el protagonista, el señor que lo tiene en su casa, conserva su anonimato, por razones de contrato con la empresa Sofres (encargada de medir las audiéncias) y la voz tampoco es suya, es la de un actor de doblaje.
Curioso, como dije al principio y, al parecer, tan real como que este aparatito sirve para "saber los gustos y preferencias" de todos los que vemos la tele.

¿Quién está ahí?

Dirigido por Alejandro Pérez Blanco


2 comentarios:

ArucasBlog dijo...

Hay una película reciente que trata este asunto de los audímetros. En ella logran manipular estos aparatos y montan una revolución en el país al ofrecer datos de audiencia mayoritarios en programas de calidad. De repente, el país cambia por completo debido a la nueva programación televisiva de calidad.

La película no me llenó del todo, pero tiene momentos muy buenos y un argumento original.

Es del mismo director de "Los Edukadores", y se llama "Un juego de inteligencia"

Saludos

Claudio Ramírez dijo...

Esto de los audímetros y los controles de audiencia me parecen un tongo de tomo y lomo. Eso tiene que estar manipulado y pagado por las grandes productoras. Como la lotería de navidad y la primitiva que no se la gana nadie y los que vemos en la tele celebrándolo son actores pagados por el gobierno.