viernes, 9 de septiembre de 2011

El síndrome de la dama prohibida 3

Sonó el teléfono y no conocía el número pero lo descolgó.
Psiquiatra: ¡Buenas..soy el doctor y psiquiatra…! ¿Es usted el señor que padece el síndrome de Ia dama prohibida?
Me quedé pasmado…pero respondí…Si, si soy yo…
Psiquiatra: Mire, soy amigo del doctor que le estaba atendiendo…Estoy en su despacho porque ha sufrido un infarto de miocardio y está bien, pero ingresado. Sobre su mesa tiene su teléfono y diagnóstico…
¿Y por qué le ha dado un IM…?
Psiquiatra: No sabemos…pero puede ser estrés, o exceso de visualizar las fotos que tiene sobre la mesa… Si, parece que mi amigo estaba tan preocupado e intrigado por su síndrome que investigó la causa. Y claro, mandó a hacer fotos a la señorita paseando el perro, haciendo footing, bañándose en la playa, tomando helado…
¿Pero eso que tiene que ver…?
Psiquiatra: Hombre, yo llevo mirando las fotos un rato y también siento taquicardia. Puede que el problema no lo tenga usted solamente…
¿Qué quiere decir…?
Psiquiatra: Qué puede que esa señorita emita señales demasiados fuerte para nosotros los simples mortales…Puede que sea algo más que una mujer…
¿Oiga que me está diciendo…? Yo a veces la he llamado DIOSA, hechicera, pero…
Psiquiatra: Pues vamos a dejar el caso al CSI porque puede que pueda producir una epidemia ya que le he enseñado las fotos a varios policías y todos han comenzado con convulsiones…
¿Pero…no puede ser verdad…?
Psiquiatra: Además esta tarde la hemos visto por la calle, y ella ha pensado que se metía en dirección prohibida, pero no…Eran todos los conductores que se habían equivocado de dirección mirando para ella…Tuvimos que coger un coche policía y llevarla protegida a su casa y le dijimos que por favor hasta nueva orden no saliera de su casa…
De repente sonó el teléfono y se despertó…¡Eh…!. Cogió el aparato: ¿Diga…?
Psiquiatra:¡Buenas..soy el doctor y psiquiatra…! ¿Es usted el señor que padece el síndrome de la dama prohibida?

9 comentarios:

karnak dijo...

A ver si el siquiatra pone una foto de la Dama en cuestión. Por si la veo por la calle evitar mirarla directamente a los ojos.

Raúl M.V. dijo...

Lo que empezó siendo el Síndrome de la Dama Prihibida ha derivado en "Síndrome de Stendhal"(dicho sea de paso, síndrome que traté en mi microrelato "El dibujo", aprovecho este comentario como espacio publicitario, jejejeje.)
Buen relato, maestro, y no se hagan ustedes tratar demasiado esa enfermedad, déjense llevar.

Viky dijo...

¿Un sueño?.... ¿solo sueños?...¿o sueños y realidad…?

Juan G. Marrero dijo...

Es el sueño tras el que corre el pobre protagonista desde hace tres meses ...Si será sueño o realidad dependerá de...jejeje...

hellawaits dijo...

sueños, realidad, todo se confunde...en cuanto a la dama prohibida menudo peligro tiene, es como la medusa...todo el que lo mira se convierte en.....¿zombie? ains....que bonito es el amol....

Araceli dijo...

! Qué fuerte ése amor¡! Qué miedo me dás¡ Un día de éstos te va a dar un patatús.¿ Te has tomado la temperatura ?.En algunas ocasiones la fiebre es la causante de muchos delirios.Saluditos.

Juan G. Marrero dijo...

Cuestión de montaña rusa de hormonas como dicen los fisiólogos...Si te conoces pues intentas controlar dentro de lo que cabe, al igual que cuando tienes sed sabes que tienes que beber agua, cuandotienes hambre, comer,...claro todo en su justa medida...

Viky dijo...

Si…pero el agua y la comida es más asequible…..dando gracias porque así sea…que no sean todos de igual medida…

Satori dijo...

Yo no sé, pero que ganas me ha dao de darle unas apreturas y unos mordisquillos en las nalgas a una que me estoy imaginando...
Con tanto relato de esta mujer, me se han desbocao los demónios interiores.