viernes, 9 de septiembre de 2011

Nunca es el momento

Nunca es el momento


Curandero de sueños

y almas prohibidas.

Cenizas que marcan el deleite

de ver otro día la vida agitada

armoniosamente

de finales irrepetibles.

Someras voces

que no son mis propios pensamientos,

pulcritud en el recuerdo.


Curandero de almas

de sueños prohibidos

de ansias maldecidas

por la inexactitud del momento...

¡nunca es el momento!

¿Hasta cuándo esperaré?

¿Hasta cuándo tú esperarás?

para sanar sin rasgar el corazón

cuando se detiene el brillo del sol

en tus mejillas.


Cenizas en el cristal

de los días, de las noches sumido en palabras

que resuenan en mi cabeza,

regocijado en historias

que solo yo conozco, que dirijo a mi antojo

abierto mi pecho al laberinto

donde juegan las almas prohibidas

y no hay curanderos

de sueños.



Satori. Verano 2011

3 comentarios:

Juan G. Marrero dijo...

<<...abierto mi pecho al laberinto

donde juegan las almas prohibidas

y no hay curanderos

de sueños.>>

¡¡Muy buena Rafa...!!

Viky dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Viky dijo...

Nunca es el momento...o nunca lo sabemos ver..
Bonita poesía