lunes, 11 de julio de 2011

Besar tus pies

Besar tus pies
siempre, interminablemente
saboreando el ocaso del néctar de tu piel.
En las noches, que duermes boca abajo,
besar tu espalda, siempre
con la delicadeza que me embriaga
al tener sed de ti.
Cuándo esperas tan poco
y ya me extrañas,
te encuentro, con la misma sonrisa
y yo deseando besar tus pies
siempre...


Porque me muero de ganas
cuando me extrañas y deseas que sepa
cuanto amor hay en la profundidad de tu mirada.
En las noches que duermes, pensando
yo espero a que baje la marea
y que brillen húmedas las piedras
con los besos de la luna sobre ellas
con arrullos de mar y caricias de sirena.


Besar tus pies
siempre
con la delicadeza que me embriaga
al tener sed de ti ahora, y después de ahora.
Cuando me voy, y ya me extrañas,
cuando sé que me esperas en la cama boca abajo
para que me pierda en la tentación y el deseo
de mimar con mis labios
tu espalda… Y besar tus pies.


Satori 2011

2 comentarios:

Juan G. Marrero dijo...

¡Volverán las oscuras golondrinas
tus pies a besar...
Más aquellas que el vuelo refrenaban...
Esas no volveran...!
Muy buena Rafa...

hellawaits dijo...

Buenísimos los dos poemas Rafa...despliegue de inspiración que a otros nos falta.....