sábado, 16 de julio de 2011

Cosas mías. Esa historia que sé que pensé en sueños...

Hay días que me despierto con alguna canción en la cabeza y después me paso el día entero tarareándola sin parar. Esta mañana me volvió a pasar con una de El Rey, “Always on my mind”, y después…todo el día dentro de la cabeza. Otros días me despierto con la sensación de que he pensado alguna historia en sueños. Me paso los primeros minutos del día buscando en los cajones de la memoria, rebuscando hasta en el fondo de los más escondidos del subconsciente, retazos de esa historia que sé que pensé durante la noche y que la luz del día desmoronó, como el sol derritió a Ícaro sus alas de cera. Muchas veces pienso que esa música puede ser la banda sonora de esa historia que creé durante las escasas horas de sueño. Busco en internet esa canción que suena dentro de mi cabeza y la reproduzco una y otra vez, en un vano intento de conseguir que sus acordes embauquen a mi cerebro y consigan rescatar esa historia que sé que pensé. Si consigo agarrar con manos trémulas a cualquier personaje que, engañado por la melodía, “pasa por allí” lo interrogo cual sospechoso de homicidio; como criminal literario, miserable asesino de mi creatividad. Balbucea palabras sueltas con las que, encajando preposiciones, consigo crear una línea. Toda la mañana para una línea, a veces un párrafo, sin sentido, descontextualizado, ingrato, inmisericorde, cruel con este humilde, intruso, curioso y mediocre “escribidor” que hace mucho tiempo temió (y sigue temiendo) que, como decía Sabina, las musas se han ido con el Nano (o con el Juan Boro).



4 comentarios:

Modesto González dijo...

¿Qué crees que hizo Juan Boro cuando vio las musas en uno de sus paseos en moto? Llevárselas todas. A mí también me ha sucedido lo que a tí, Raúl. Te levantas una mañana con una canción en la mente, sin saber el por qué. Luego intentas recordar el sueño y buscar el origen de la duda que te carcome durante horas. Algo que he aprendido de los sueños, es que hay que observarlos, y aprender de ellos, pues el subsconciente lo extrae cuando duermes, porque durante el día queda hibernando, esperando ser extraido, para enseñarnos algo. Es como los sueños profundos, donde permaneces como observador, y cuando los analizas descubres que debes aprender de ellos, para solucionar algún trauma o quién coño que cosas más....

Juan G. Marrero dijo...

Pues si yo les contara lo que ocurre en mi cabeza durantes estas noches de verano...Hoy les devolvere las musas...
Al Cesar lo que es del Cesar y a los hedonistas lo que era de ellos...

karnak dijo...

Al final no vi la exposicion de cuadros.

hellawaits dijo...

Mi musa literaria ha pedido excedencia y tengo a la de la música a tiempo completo...a ver si la recupero pronto, porque la echo de menos. Claudio, hay que volver a Pandora (de siempre me ha gustado ese nombre) lo que en este caso la caja de Pandora solo guarda sorpresas y maravillas...