viernes, 15 de julio de 2011

Gen corruptus

Se cree que en un laboratorio, en un planeta de otra galaxia muy lejana a la nuestra unos seres avanzados que habían superado la corrupción, al igual que nosotros el sarampión o cualquier tipo de esas antiguas enfermedades guardaron el gen que provocaba esa desviación del altruismo en la especie en unos tubos de experimentación. Comprobaron que a veces los que arrastraban ese gen podían evolucionar a “zombis” o “descerebrados tontos”. En una de sus mudanzas por el universo se les perdieron varias neveras y en una de ellas iba el famoso “gen corruptus”. Uno de esos planetas que ellos colonizaron entró en colisión y se convirtió en pedazos, pequeños meteoritos llovieron por la galaxia. Uno de ellos chocó hace millones de años con el planeta tierra, y ahí viajaban el dichoso gen que infectó a parte de la especie humana. Aquí ha evolucionado a gen corruptus banquero, dictadores, multinacionales…
Los del 15 M y otros movimientos que han escuchado esta hipótesis están buscando la manera de financiar a algún científico para que consiga mutar ese gen al “gen zombi” y así acabar con la epidemia que está produciendo la decadencia de la especie humana. Por ahora lo que se ha conseguido solo es que el gen evolucione a “gen psicópata”, pero se cree que el siguiente paso (existen otros intermedios como el gen fascista, gen secta, gen religiosus…) es el zombi que con el tiempo no podría traspasarse a los descendiente y dejaría solo sobrevivir los genes altruista lo cual acabaría con todo el absurdo e idiotez del ser humano.

4 comentarios:

Modesto González dijo...

Escasea ese gen altruista. Este y otros países siguen en manos de unos cuantos. Antes, los dictadores eran visibles, con bigote, y levantaban la mano, pero los de ahora, esos disfrazados de grandes trajes democráticos, no se diferencian mucho de esos de enanitos de bigote. Antes, algo cierto y más grave: te mataban, ahora el que muere es tu bolsillo.
Ese bolsillo te hace más pobre, y por lo tanto, más manejable.
Me ha encantado tu texto, Juan, es otra manera irónica de expresar nuestra indignación.

Raúl M.V. dijo...

Como te dije personalmente muy muy bueno.

Satori dijo...

¡Que artículo más guapo! Felicidades Juan.

Anónimo dijo...

Muy bueno de verdad