miércoles, 20 de julio de 2011

Cuatro días de Julio en Eurodisney

A petición del Magister que tiene poco "flujo" de línea en su portátil cuelgo este artículo de una amiga suya, Marisol.



Cuatro días de julio en Eurodisney

Si lo hubiésemos planeado hace meses tal vez no habría salido tan bien. El viaje a Eurodisney era un sueño que creíamos inalcanzable, sin embargo surgió de la noche a la mañana y cuando nos dimos cuenta ya estábamos en el aeropuerto Orly de París. Allí nos esperaba un guía que nos acompañó a una guagua para llevarnos al hotel New Port a cinco minutos del mundo de la ilusión de Disneyland. Durante el trayecto me maravilló la cantidad de zonas verdes a las afueras de París, campos enormes de diferentes colores, verdes, marrones.....Todo perfectamente cuidado. Llegamos al hotel que se asemejaba a un barco del siglo 19 o 20, todo muy especial, las habitaciones eran como camarotes, era estar en otro mundo. Tenía algo de miedo por el problema del idioma ya que yo en francés soy nula, pero cuál fue mi sorpresa al comprobar que la mayoría del personal hablaba en español, cosa que me agradó bastante e hizo desaparecer mis miedos. Debido a que llegamos cerca de las doce de la noche fuimos directamente a la habitación a descansar para comenzar al día siguiente con fuerzas. Nos levantamos sobre las 8 de la mañana para desayunar en el buffet e irnos al parque Disney, teníamos una guagua que pasaba cada 15 minutos por el hotel para llevarnos hasta allí. Llegamos a la parada, caminamos unos minutos y allí estaba la entrada a los sueños, a las ilusiones, a un mundo especial que te hace volver de nuevo a ser niño. Justo frente a la entrada está el palacio de la Bella durmiente con su típico color rosa. Calles de cuento de hadas llenas de personas de diferentes países que fotografiaban por todos lados igual que nosotros para llevarse algo de ilusión para casa. Un coche antiguo nos llevó hasta el palacio, todo parecía un sueño, a los lados restaurantes recordando tiempos antiguos, tiendas de recuerdos con la mayoría de los personajes. Los niños estaban.......Era como si estuvieras dentro de un cuento, muchísimas atracciones en las que deseaban subirse a pesar de esperar mínimo 15 minutos pero eso en aquel momento no importaba. La sorpresa fue cuando vimos a Mickey paseando por el parque y todos los niños fueron a su encuentro para hacerse fotografías y que les firmara autógrafos, emoción e ilusión se entremezclaban en todos nosotros. El segundo día comenzó a llover pero eso no fue excusa para volver al parque, esta vez a los estudios Disney, donde te explicaban los efectos especiales de algunas películas como Armagedón. Al entrar te encontrabas de frente con la estatua del sr Disney con Mickey y un cartel que decía Hollywood al frente, todo ello con música de fondo, era increíble, cámaras por los lados, estudios simulados de grabación por otro......Entramos al animagic y cuál fue nuestra sorpresa al ver que se trataba de una actuación de Mickey, el pato Donald, el oso del libro de la selva, el rey león......En otro de los estudios nos explicaron cómo se comenzaron a hacer los dibujos animados, he de reconocer que Disney estudios fue donde mejor me sentí, tal vez por mi afición al cine, escuchar las bandas sonoras mientras paseabas, todo era mágico. El tercer día decidimos ir a conocer París, cogimos un taxi hasta allí y luego una guagua turística para visitar los lugares más importantes. Pasamos por las principales calle de la capital, el tráfico estaba loco, coches por aquí, por allá, algo que yo nunca había visto pero lejos de todo eso visitamos la maravillosa Torre Eiffel, los Campos Alisios, el Arco del Triunfo, la Catedral de Notre Dame, paseo alrededor del Sena y miles de cosas que nos dejaron maravilladas. El cuarto día y último regresamos a los parques para terminar de ver lo que nos faltaba y subirnos en algunas de las atracciones como las de Peter Pan, Pinocho, Piratas del Caribe.....Visitamos también el Disney villaje donde nos esperaban los conocidos restaurantes planet Hollywood, más tiendas de recuerdos..... Llegaron las 5 de la tarde a pesar nuestro y tuvimos que partir hacia el aeropuerto, un halo de nostalgia se veía en nuestros ojos por la marcha pero teníamos que poner de nuevo los pies en el suelo y continuar el viaje hacia nuestra isla Tenerife. Llegamos sobre las dos de la mañana del viernes y continuamos con nuestras vidas así que…
Bonjour amigos, bonjour !

6 comentarios:

hellawaits dijo...

Juan, no se que le pasa al P*** editor que el primer párrafo por mas que lo intento no me lo cambia de tamaño...espero que se lea bien así.
salud.

Juan G. Marrero dijo...

¡Qué botito lo que ha hecho mi amiguito y que bonita las fotos del viaje de mi amiga, sus hijos y sus sobrinas...!

Mensy dijo...

Como le decía Julia Ormond a Harrison Ford en la película “Sabrina y sus amores”: ………París es siempre una buena idea……….

karnak dijo...

Yo estuve en Eurodisni hace 17 años. Me resultó muy divertido, y en la época que fui no cogi ninguna cola. Conseguí sacar a Excalibur de la roca, pero se negaron a reconocerme como Caballero de la Mesa Redonda y Rey de Camelot, así que después de poner una queja por escrito no he vuelto a pisar el parque temático. París precioso, por si solo necesita una semana para visitarlo como debiera.

Modesto González dijo...

Pues parece que todo el mundo le encanta Disney. Habrá que visitarlo, aunque no hay mayor regalo para la vista que la propia ciudad de París.

Raúl M.V. dijo...

Ay, París!
Cuánto arte, cuánta literatura, cuánto cine, cuánto amor...cuántas ganas de visitar la ciudad.