viernes, 22 de julio de 2011

Sin aliento

Quedo sin aliento
cuándo subimos a buscar aire fresco
y el momento se adueña de mí
porque mis manos quieren volver a sentirte,
mi pecho quiere volver a estar junto al tuyo,
abrazarte.

Te busco con miedo
en la escalera, entre las paredes que callan
todo cuanto saben y sabemos de nosotros,
todo cuanto disfrutamos de nuestras caricias
tímidas
cargadas de placer.
Y me agito pensado que hoy podré besarte
que hoy será cuando acabe esta agonía,
que hoy serás el sueño que tantas veces subió despacio
peldaño a peldaño
lamiendo mi ansias de ti
susurrando todo cuanto quieres y yo quiero.

Mis dedos entre tus cabellos
bajando por tu cuello, y tú, cerrando los ojos
saboreándolo,
y tú, dejando que escuchen las paredes
y que nos miren en silencio,
con timidez, serenamente, busco lo cálido de tus caderas
y el tacto tibio, me embriaga
paso a paso, para que nunca acabe
lentamente
hoy no quiero despedirte, nunca quiero despedirte
quedo sin aliento de nuevo.



Satori- Verano 2011

2 comentarios:

Mensy dijo...

Como reza mi mensaje personal de mi dirección de correo: “la vida no se vive por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento”.
Tus poesías son un canto a las emociones……………Que afortuna la receptora de todas ellas……

Satori dijo...

Y tan difícil que es Mensy, dejar salir, dejar brotar las emociones sin que nada las contamine...
sin que nadie las juzgue.

Y por suerte para mi alma, no todas van dirigidas a la misma persona, o a las mismas situaciones… sería monotemático. Sería encasillarse en lo mismo.
Gracias que las vivencias, las fantasías y esta existencia me llenan de cosas que intento transmitir.

Saludos wapa, ¡Quiero leer más cosas tuyas!