martes, 9 de agosto de 2011

Las amistades oleosas…

Desde siempre los amigos van y vienen, como las parejas, como todo. Últimamente hablo con alguno de ellos como se han ido cayendo de nuestro lado gente con la que tenías empatías, debido a terceras personas, a malos entendidos, malos rollos o a evoluciones diferentes. El problema no es dejar amigos atrás, sino rencores pendientes, como con las parejas. Lo mejor, es comenzar de nuevo y aceptar que cada uno siga por su camino, las historias pasadas si no llegaron a buen puerto, pues se acabó. Si vuelven a encontrarse y hay cara a cara bien venido sea, si no, para qué rascar en malas hierbas.
Cuando se hablaba de la leyenda de los Beatles y su separación se achacaba la culpa a sus mujeres. Pero quien ha tenido un grupo o amigos saben que las relaciones son muy difíciles incluso entre un dúo, musical o matrimonio.
Grupos de amigos o amigas adolescentes, cuando llega el paso a las relaciones de parejas todo se complican, aparecen nuevas variables muy difícil de controlar por el individuo y las amistades se van alejando, para luego retornar a ellas (o no) cuando se cansan de la pareja o se separan.
A veces, simplemente los amigos evolucionan de forma diferente y ya no tienen mucho en común, pero también se da el caso de abducciones por parte de otra persona, por un partido político, por un puesto de trabajo, por otro tipo de secta.
También ocurre, las típicas discusiones o malos entendimiento que comienzan con un berrincho por parte de los amigos y con el tiempo se va dilatando, luego es muy difícil saber volver atrás.
Y la vida, que entre tantos entresijos no te deja mirar hacia dentro, y ver que todos tenemos nuestras limitaciones, y que tenemos que evolucionar, madurar nuestro carácter y aún así no todos tenemos empatía con todos. Y las amistades son como el aceite, oleosas. Se te escapan de tu lado…
¡Y a seguir la vida…!

5 comentarios:

hellawaits dijo...

Y que complicadas son a veces las relaciones personales....

Mensy dijo...

Tanto la amistad como el amor hay que cultivarlo………….no basta decir los tengo…día a día cada una de esas personas tienen sus circunstancias ( y uno las suyas) y no digo que tengas que estar siempre, pero si cuando te necesitan y muchas veces eso se acaba por falta de respeto a esa persona y a veces se confunde la confianza con el poco respeto y otras veces como dice Juan porque uno toma diferentes caminos y referentes en la vida y esa/s personas no te siguen o tú no las sigues a ellas.
Tener química con los demás, ponerte en la situación personal de alguien y comprenderla y además tener afinidades. No es tan sencillo y es una pena que estas cosas se acaben con determinadas personas que han formado parte de nosotros. Pero supongo que hay que aprender a disfrutar cuando hay ese feeling…..La vida y uno mismo nos va eligiendo………..

orlando dijo...

Hay veces que no entiendes ciertas maneras de actuar de la gente , y te llevas un desengaño de alguien que creías comprensivo/a y razonable .

hellawaits dijo...

Si, eso creo que nos ha pasado a todos....

karnak dijo...

Una amiga mía (de estas que mandan powerpoins pastelosos) me dijo que las amistades hay que cultivarlas como se cultivan las flores, para que florezcan y luzcan más bonitas. Yo le dije que las flores, cuando mejor florecen es cuando les echas estiércol. ¿Quieres decir que si le echas mieda a tus amigos, la amistad aumenta? -le pregunté-. Me miró raro. Ahora me habla menos, pero me sigue enviando los powerpoins pastelosos.