lunes, 10 de agosto de 2009

Cuánto lemos...........?




Me han mandado un correo de la mujer que más libros ha sacado de la biblioteca,otra cosa es que se los halla leído,pero bueno vamos a pensar que sí.La buena señora escocesa se llama Louise Brown y lleva sacando libros desde 1946 , ahora tiene 91. Acaba de sacar el libro 25000,dice que actualmente se lee 12 por semana....haciendo vagamente un calculo de cuando podré llegar yo a esta estupenda cifra, si en apenas 2 meses me he leído 7,necesitaré unos 600 años para leer tanto libro...claro que en la biblioteca de Guía que se nutre solo a base de donaciones no me parece que hayan tantos.......
Bueno no pasa nada, me conformo con leer lo que puedo. Entre los últimos que he leído esta:
La trilogía,de Stieg Larsson.Los tres libros son apasionados ,enganchan mucho sobre todo al principio,pero como diría el de los 33,hay bastante paja de por medio y los finales son bastantes sosos, sin gancho.
Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie,de Juan Eslava Galán. Pues a mi si me gustó, Te cuenta la guerra de principio a fin a base de anécdotas de uno y otro bando.
Respóndeme,de Susanna Tamaro. Se trata de tres relatos diferentes ,de personajes diferentes.Pero en los tres hay un par de amigos en común. Uno es ,ese ser invisible que llega a nuestras vidas desde que nacemos y otro es aquel amigo que solemos abandonar sobre todo cuando nos vamos de vacaciones,aunque yo no lo haría.
Kafka en la orilla,de Murakami. Creo que es un libro para reflexionar y hay cosas que se me quedaron atrás,quizás lo relea con mas agilidad .
El penúltimo sueño,de Ángela Becerra. Genial, me atrapó por completo.......

6 comentarios:

Mode dijo...

Bajo mi opinión personal, permíteme discrepar en la crítica a Larsson. Mucha paja y final soso: me resulta imposible creer eso. Es cierto que algunos momentos añade cosas que son para rellenar pero la esencia del libro es su rapidez en la acción. Los finales, sobre todo el segundo, es apoteósico, fascinante. El primero también me gustó, pero más me encantó el segundo. Y el tercero, voy por la mitad, consigue lo que casi nadie: pasar y pasar hojas sin darte cuenta. Los de Millenium son de esos libros en el que los finales están en cada capítulo, porque vibras con ellos en todas sus páginas.

Sobre Murakami y Ángela Becerra estoy contigo: llegan muy adentro, dan que pensar. Porque todos tienen algo filosófico, espiritual. Son libros para tener y releer.
Lo de esta señora: ¿se para a pensar lo que está leyendo? Imagino que lee con los ojos pero no con la mente. Porque tanto libro en tan poco tiempo......

Mensy dijo...

Perdona Mode,tienes razón con Larsson.....Me refería solo al primero,los otros dos si tienen muy buenos finales y de los tres me quedo con el segundo....Sorry

Mode dijo...

No tienes nada que perdonar. Cada uno tenemos nuestro punto de vista sobre un tema y lo exponemos. ¿A escritores envidiosos y críticos no les gusta porque vende? Pues allá ellos. Me da igual. Contigo o los amigos, podemos dar nuestra crítica sobre cualquier cosa y se acepta por ser simplemente, la opinión de cada uno. Y se debe respetar. A lo que quiero llegar es al bombardeo incensante de críticos ineptos que, por el hecho de vender y sobre todo GUSTAR A LA GENTE, ya lo ponen en el subsuelo al amigo Larsson. ¡Qué les jodan! Si a ti te gusta, fantástico. Si no te gusta, pues mala suerte. Jejejeje...

Juan G. Marrero dijo...

Insisto en que los libros es como las comidas...Hay dieta mediterránea (y dentro de esta muchar variedad y nos vamos a comer todos los día lo mismo), pero además existe la comida hindú, china, etc, etc... Cada uno que trague lo que quiera y que deje a los demás comer...
¡Mientras no sufra de mala digestión...!

Raúl M.V. dijo...

A vueltas con el tema Larsson… ya he leído la trilogía completa. Sin duda es una obra de nota muy alta. Esta última entrega me parece muy efectiva porque no deja desconectar en ningún capítulo, como sí me pasó con las dos anteriores en ciertos pasajes que desde mi punto de vista podían haber sido obviados. “La reina del…” introduce a tal cantidad de personajes oscuros y con mucho que contar (imposible quedarse con esos nombres de tantas consonantes) que exige la máxima atención del lector y los cinco sentidos puestos en cada página. Es muy agil a pesar de lo aparentemente densa en información. Cuando hablé con Mensy y le dije que Larsson tenía mucha paja… es cierto. Las dos primeras novelas pecan de páginas y páginas en las que no ocurre absolutamente nada; descripciones pormenorizadas con apariencia de informe policial de lo que come cada personaje, su ropa, su casa... La estancia de Mickel en la isla los primeros días es bastante peñazo. Y, para lo frenética y acertada que ha sido toda la investigación de la familia Venger, el desenlace con el caso Wennerstrom resulta largo, sin chicha y redundante. En la segunda recuerdo tener la sensación, las primeras 200 páginas iniciales… ¿qué coño me estás contando, Stieg? Para qué me enseñas todo el catálogo de Ikea y las veces que Salander se pasa por la tienda a comprar el panpizza. Obviando esto, deformación periodística perspicaz, supongo, y un editor al que le costaba tachar algún pasaje, la trilogía es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Denuncia, acusa, revela y entretiene.

Karnak dijo...

No te preocupes Mensy por disentir en cuanto a tus opiniones. Yo siempre respeto las opiniones de los demás, siempre y cuando sean idénticas a las mías.